El monstruo

Telésforo Vargas Torrico es el individuo que el 14 de junio de 2000, junto a su entonces pareja, Rosa Aurora Jaramillo, asesinaron al remisero Benicio Ramón Romano, a quien estrangularon con un alambre en un descampado de la zona norte de Comodoro, para robarle los 34 pesos que tenía de recaudación.
Nació el 7 de marzo de 1981 en Cochabamba, Bolivia y hoy tiene 35 años. Tenía 19 cuando mató y luego intentó escaparse dos veces del pabellón de menores de la alcaidía comodorense. En agosto de 2000 limó unas rejas con la ayuda de otros dos presos. Por eso ni bien se le confirmó la condena de primera instancia y el Superior Tribunal de Justicia no hizo lugar a la queja de la defensa, se lo trasladó el 30 de junio de 2004 a la Unidad Penitenciaria 6 de Rawson. Allí permaneció alojado hasta el 16 de febrero de 2009, cuando fue trasladado a la Unidad Penitenciaria Nº 21 "Centro Penitenciario de Enfermedades Infecciosas" para el mejor tratamiento de la tuberculosis de columna de estado primario que le detectaron médicos del penal.
El 9 de marzo de 2009 llegó al Hospital José Penna donde fue intervenido quirúrgicamente. Obtuvo el alta médica el 8 de mayo de 2010 con prescripción médica de kinesioterapia de rehabilitación y control post quirúrgico por neurocirugía. Escapó mientras se hallaba bajo la modalidad de prisión domiciliaria en el Hogar Buen Pastor -dependiente de "Cáritas"- en Buenos Aires. Fue recapturado en 2015 en Comodoro Rivadavia, adonde había regresado. Lo atraparon luego de ser denunciado del abuso de la hija de quien era en ese momento su pareja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico