El mundo reafirma su lucha contra el cambio climático y cuestiona a Trump

El presidente de Estados Unidos, que retiró a su país del Acuerdo de París, dijo que estaba dispuesto a volver si puede renegociarlo para que sea más favorable para su nación y no lo perjudique económicamente.

Las naciones y bloques más contaminantes del planeta reafirmaron ayer su compromiso con el Acuerdo de París sobre cambio climático, en medio de alarma mundial, protestas y críticas contra el presidente Donald Trump por haber retirado ayer a Estados Unidos del histórico acuerdo para combatir el calentamiento global.
En Berlín, activistas de la organización ecologista Greenpeace proyectaron la silueta de Trump sobre la parte lateral del edificio de la embajada de Estados Unidos, junto a la leyenda "#TotalLoser, so sad!" (#PerdedorTotal, qué lamentable!), parafraseando palabras que el mandatario suele usar en sus tuits.
Horas después, la canciller alemana, Angela Merkel, convocó a la prensa para una declaración imprevista en la que dijo que la decisión de Trump fue "extremadamente lamentable, por decirlo de manera muy contenida".
Sin embargo, Merkel subrayó que la retirada de Estados Unidos del histórico pacto alcanzado en 2015 en la capital francesa no impedirá que el resto del mundo continúe con los esfuerzos por contener las emisiones de gases del efecto invernadero que explican el calentamiento de la atmósfera y la superficie terrestre.
"Nada puede detenernos ni nos detendrá", dijo la jefa de gobierno, cuyo país será sede este año de una cumbre mundial sobre clima.
"A todos los que consideran importante el futuro de nuestro planeta les digo: continuemos juntos en el camino para tener éxito, por nuestra madre tierra", recalcó, antes de prometer que Alemania cumplirá los objetivos y compromisos financieros adquiridos, informó la agencia de noticias EFE.
En Bruselas, en el marco de una cumbre China-Unión Europea (UE) -dos de los mayores contaminantes- el presidente del Consejo Europeo, Donlad Tusk, de pie junto al primer ministro chino, Li Keqiang, dijo que Bruselas y Beijing "están convencidos de que la decisión de Estados Unidos es un gran error".
India, el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero detrás de China y Estados Unidos, también ratificó que se mantendrá dentro del acuerdo "independientemente de la postura que haga patente cualquiera en el mundo", dijo el ministro de Medio Ambiente, Harsh Vardhan, en Nueva Delhi.
Alemania, Francia e Italia -las tres mayores economías de la eurozona- dijeron ayer en un comunicado conjunto que lamentaban la decisión de Trump de retirarse del acuerdo, al tiempo que ratificaron su "más fuerte compromiso" de adoptar sus propias medidas contra el calentamiento global.

RENEGOCIACION
Aunque Trump dijo que estaba dispuesto a volver al acuerdo si puede renegociarlo para que sea más favorable para su país y no lo perjudique económicamente, las tres naciones europeos dijeron que el pacto no puede ser renegociado, "porque es un instrumento vital para nuestros planeta, sociedades y economías".
La primera ministra británica, Theresa May, llamó el jueves por teléfono a Trump y le "expresó su decepción por la decisión y puntualizó que el Reino Unido permanece comprometido con el Acuerdo de París", informó la oficina de la premier en un comunicado.
Numerosas naciones de América Latina, entre ellas Argentina, México, Perú y Venezuela, también lamentaron la decisión de Trump, y lo mismo hicieron Japón, Corea del Norte y naciones del Pacífico.
Para el gobierno de Sudáfrica, la retirada Estados Unidos es "una abdicación de su responsabilidad global" de ayudar a los países más pobres en su esfuerzo por detener el cambio climático.
Con su retirada, Estados Unidos priva al acuerdo del segundo mayor contaminante del planeta, detrás de China, y se suma a los únicos otros dos países que lo han rechazado: Siria, que está en el medio de una guerra devastadora, y Nicaragua, que lo consideró insuficiente para combatir el cambio climático.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico