El municipio deberá pagar por los daños que causó un reductor en Caleta Córdova

La Municipalidad de Comodoro Rivadavia deberá pagarle a un vecino por los daños y perjuicios que ocasionó un reductor de velocidad que fue construido hace diez años en Caleta Córdova. El caso se judicializó en 2007 y la semana pasada el Superior Tribunal de Justicia confirmó la sentencia de primera instancia, que ordena el pago y la reubicación del lomo de burro. La demanda inicial es por 125.000 pesos, monto al que deberán sumarse los intereses.

Las construcciones de los lomos de burro sobre calle Punta Novales, en Caleta Córdova, datan de diciembre 2006, cuando Ricardo Simoncini conducía los destinos de la ciudad. Al menos los dos que están cerca de la Escuela 104 fueron cuestionados por los daños que provocaron en las construcciones.
El caso lo judicializó un vecino que tiene su propiedad a 25 metros de uno de los lomos de burro. La demanda civil la inició en 2007, asegurando que desde marzo de ese año comenzó a notar deterioros en su vivienda familiar. Las paredes se partieron, el revoque cayó y se desprendió el empapelado, entre otros detalles que se plasmaron en la demanda, previo aclarar que la casa fue construida 23 años antes conformes las reglas del arte y jamás tuvo problema similar.
El denunciante demandó al Estado Municipal tras asegurar que no se realizó estudio de impacto alguno sobre el tránsito, ni estudio previo de suelo antes de instalar el reductor, pese a contar con departamentos especiales integrados por técnicos y profesionales.
En un primer momento, al contestar la demanda, la comuna intentó desligarse señalando que se trata de una ruta provincial y debía ser la Provincia quien tuviera que responsabilizarse por ello. De todas maneras, en primera instancia el fallo salió a favor del vecino de Caleta Córdova y el tribunal ordenó el pago de los 125.000 pesos más los intereses que fija el Banco Nación, además del cambio de ubicación del limitador de velocidad cuestionado.
La sentencia no se cumplió de inmediato ya que el municipio recurrió el fallo ante la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, donde por mayoría se revirtió el caso. No conforme con ese resultado, el denunciante acudió a la Sala Civil del Superior Tribunal de Justicia, donde el 23 de este mes los ministros Alejandro Panizzi, Daniel Rebagliati Russell y Jorge Pfleger resolvieron hacer lugar al recurso impuesto, revocaron el fallo de segunda instancia y confirmaron en todos sus términos al fallo de primera instancia, ordenando el pago de las costas del juicio a la demandada vencida, es decir a la Municipalidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico