El municipio intenta bajar el monto de los subsidios

El impacto de la recaudación genuina cayó del 50% en 2009 al 39% actual; el resto del costo del pasaje se cubre con subsidios.

El secretario de Gobierno, Máximo Naumann, abrió el espacio de fundamentación del Ejecutivo municipal para el aumento del boleto, explicando de qué modo se estructuró la presentación temática, recordando que el servicio lleva ya más de un año con tarifa fija a pesar del incremento de costos sobre todo en el último semestre.
"La definición de la gestión ha sido absorber todo lo posible en el tiempo, y por eso fue definición política amortiguar el impacto al bolsillo, tratamos de que este sea el menor posible", sostuvo.
Fue Juan Khouri, subsecretario del área de Economía y Hacienda, quien brindó todas las especificidades del caso apoyado por la proyección de material gráfico. Inició planteando que el impacto de la inflación acumulada entre diciembre y julio fue del 42% y dijo que la coparticipación implica el 40% de los ingresos de rentas generales a la comuna, definiéndolo como un indicador económico de relevancia al reflejar el pago de impuestos. A nivel de ejecuciones presupuestarias, señaló que en 2013 la asignación para el transporte fue de $23,5 millones (anual en subsidios); de 23,6 millones en 2014 y de 29 en 2015, con niveles de ejecución del 96% promedio.
"Para este año se asignaron $47 millones y llevamos ejecutado el 86% en solo 6 meses. Esto nos pone en alerta para el segundo semestre", expuso.
Agregó que los gastos del subsidio se financian con rentas generales, el presupuesto en 2016 aumentó la partida general en un 29% respecto al 2015, pero la partida del subsidio aumentó un 62%. "Dada esta situación, hoy observamos que el subsidio promedio mensual es de en 5,7 millones, y la proyección a fin de año, aun aumentando la tarifa, implica un desvío presupuestario del 17%".
Analizando el valor histórico del boleto real (sin subsidio) y el costo que pagaban los usuarios, expuso que en 2009 se mantenía la proporción de 50% de subsidios y 50% de recaudación sobre el costo total del servicio, con una tarifa que se mantuvo plana en $1,50 entre 2009 y 2013. En 2014 se incrementó a $3,50 aunque aumentó la brecha entre los que reportaba a nivel porcentual y lo que cubría la recaudación.
"Hoy el costo real del boleto es de $17 y genera un espacio de subsidio mucho más grande que ese 50% original. La intención es llegar de nuevo a esa proporción inicial", dijo, dado que en 2009 se financiaba el 53% de la estructura de costos con la recaudación, que hoy solo cubre el 39%. El aporte de Provincia se mantiene en un 4% desde 2014, porque "aporta un subsidio fijo que cada vez representa menos" y el resto lo cubre el aporte municipal.

AUMENTO "RAZONABLE"
Por el Ente de Control fue Luis Ferrero, su titular, quien concretó la exposición, que introdujo con la evolución del costo del servicio: de $4,7 millones (mensuales) en 2009 a 8 millones en 2011 hasta los 23 millones mensuales que implicó al mes de mayo pasado, que implicó un subsidio superior a los 4 millones de pesos de parte de la Municipalidad.
Agregó que el 69% del costo del servicio está dado por la masa salarial y que en función de los acuerdos paritarios hay que considerar al menos dos escalones de aumento, teniendo en cuenta cuál es la posibilidad de subsidiar de la comuna, y que para el mes de diciembre el costo del servicio será de $30 millones.
"Hicimos cálculos técnicos para determinar cuál debería ser el valor del boleto tratando de volver a los niveles de subsidio proyectados al inicio del contrato, teniendo en cuenta que sin subsidio el boleto valdrá en diciembre $19,6. Analizamos una proyección hacia fines de este año que contemplase el resto de los incrementos, para llevar el valor a $13 en el último estadio del aumento, en mayo 2017 para soportar la amortización de costos, y eso nos da un panorama que vemos razonable", expuso.
Para cerrar la exposición, Naumann retomó la palabra significando la importancia del SUBE para determinar políticas claras para un mejor servicio, indicando que ya se entregaron más 50.000 tarjetas y que este mes se culmina con ese proceso. También destacó la composición del Ente de Control después de muchos años, y su rol para la gestión y la población al evaluar todos los servicios públicos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico