El municipio propone un pasaje apenas 7 centavos más bajo

El secretario de Gobierno, Máximo Nauman, afirmó que luego de los datos de los meses de octubre y noviembre brindados por el sistema SUBE, y el informe del Ente de Control de Servicios Públicos, la actualización de los boletos del transporte urbano, prevista para el mes de enero, tendrá un valor de apenas siete centavos menos que el previsto.
En la práctica, al usuario no le cambia el panorama, con valores actuales de $9 y $9,90 hacia zona norte. En ese marco, las nuevas tarifas tendrán valores de $10,93 y $11,83, en lugar de los $11 y $11,90, respectivamente, que estaban establecidos cuando se acordó la segunda etapa del aumento, para el mes de enero.
"Recibimos el informe del Ente de Control, con los números del sistema SUBE, correspondientes a los meses de octubre y noviembre. De la información obtenida se desprende que viajaron más pasajeros que los calculados en su momento, lo que significa un valor menor en los boletos, por lo que el aumento será menor a lo previsto", describió.
"Estos datos ya fueron enviados al Concejo Deliberante, que debe aprobar las nuevas tarifas. Luego, será enviada a Nación Servicios, para su incorporación al sistema y que nos den el alta para comenzar a aplicar los nuevos valores, lo que probablemente sea durante el mes de enero".
El funcionario indicó que entre el área de Transportes y el concesionario Patagonia Argentina están evaluando posibles nuevos recorridos y frecuencias al escuchar los reclamos de diferentes barrios. Uno de los más insistentes es que el colectivo ingrese a ciertos sectores que son nuevos por el crecimiento de la ciudad.
"Los nuevos recorridos y frecuencias se pedían directamente a la empresa y se aplicaba un período de prueba de 90 días, pero desde que se implementó el sistema SUBE, se debe comunicar previamente a la Comisión Nacional de Regulación de Transporte y a Nación Servicios para que los datos sean ingresados", aclaró.

MAS REMISES QUE TAXIS

Por otra parte, Naumann mantuvo encuentros con referentes de las organizaciones de remiseros y taxistas, analizando diferentes temas como cuadro tarifario y licencias. Han pedido un informe al Ente de Control, cuyos resultados los tendrán en enero, para avanzar en la ampliación de las licencias.
"Tenemos la relación invertida, porque existen 356 remises y 165 taxis, cuando en otros lugares es al revés. El taxi debe ser un servicio más amplio y el remís debe ser preferencial y más caro", indicó. "Apuntamos a que el remís brinde un servicio mucho más privado y las exigencias por parte del Estado deben ser mayores".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico