El municipio requiere $3.112 millones para gobernar Comodoro durante 2017

La previsión presupuestaria para el año próximo refleja una variación del 24% respecto al Presupuesto 2016 enviado al Concejo Deliberante en octubre de 2015 que fue ampliado y modificado durante este año. Sin embargo, en líneas generales y en función de la crisis económica, el nivel de gastos se mantiene estable, con aumentos asociados principalmente a costos de personal y alquileres de inmuebles y automotores. Con una planta de agentes que se mantiene en 1.650 trabajadores, la Municipalidad está en condiciones de sostener su funcionamiento básico en 2017 sobre la base de la recaudación de impuestos y tasas propias.

Los recursos municipales previstos para 2017 en Comodoro Rivadavia ascienden a un total de $3.112.658.441, en una ciudad que sigue planteándose como una excepción dentro de la provincia, en función de que la gestión de impuestos y tasas municipales permite afrontar el pago de salarios y los gastos de funcionamiento sin tener que recurrir a fondos procedentes de la coparticipación provincial o nacional. De hecho, el 57% de los recursos que esta ciudad prevé administrar el año próximo son propios: casi $1.800 millones.
Ese factor, sumado a que los gastos de personal -basados en una planta de agentes que se mantiene estable en 1.650 trabajadores permanentes y 300 transitorios- impliquen el 40% de los gastos del Poder Ejecutivo, es la base de la previsibilidad histórica del presupuesto de Comodoro Rivadavia.
Según el informe de la Secretaría de Hacienda para la elevación del presupuesto, los gastos de personal serán en 2017 de 1.233 millones de pesos, estimados sobre la ejecución del año en curso más una pauta anual escalonada y acumulada del 22,6%.
Para los gastos de funcionamiento, en tanto, se estimó una partida de $316 millones y no refleja aumentos en relación a este año, más allá de las previsiones asociadas a personal contratado y alquileres vehiculares, mientras que la inversión en obra pública tiene un leve incremento, del orden del 11% sobre lo que se había asignado en 2016.
La cartera que conduce Abel Boyero dispondrá de cerca de 667 millones de pesos para invertir en obras durante el año. El monto incluye los $141 millones del endeudamiento provincial que ingresarán durante el año como la primera etapa de lo que le corresponde a esta ciudad; otros $254 millones los reportan los ingresos adicionales correspondientes a la Ley de Hidrocarburos y $197 millones el convenio con Pan American Energy, para mencionar los ingresos de mayor incidencia.
Hay que señalar que más allá de las obras puntuales precisadas por convenio marco por el endeudamiento provincial, este presupuesto no incluye la especificación de qué obras se ejecutarán, sino que las divide en ejes como "gas, infraestructura vial, agua y equipamiento urbano", entre otros, con lo que es de suponer que en ocasión del plenario con concejales Boyero precisará su programación en obras.

MAS RECAUDACION
Como se mencionó, en la recaudación propia descansa el equilibrio municipal, dado que los impuestos y tasas que pagan los comodorenses sustentan de por sí todos los gastos que la Municipalidad debe atender para funcionar.
Mientras los aumentos previstos para las tasas e impuestos municipales se conocerán recién cuando Hacienda eleve al Concejo la Ordenanza Tributaria Anual, hay dos datos que resultan llamativos dentro del presupuesto 2017.
En primer término hay que decir que los tributos que reflejan la actividad económica de la ciudad, como los Ingresos Brutos, reflejan variantes conservadoras respecto de lo que fue el presupuesto de este año, lo que ilustra la prudencia con lo que en términos de crisis se mira a 2017.
En Ingresos Brutos la comuna estima que recaudará apenas un 4,1% más que en el año en curso, con lo que ingresarían unos $240 millones por esa vía, y se prevé que la recaudación por la Tasa de Comercio mejore en un 23%, parámetro que refleja en promedio toda la recaudación por tasas y derechos municipales, que reportará unos $772 millones, aunque hay ítems con mayores crecimientos proyectados como el caso de Abasto con un 40% ($71,5 millones), o la recaudación por venta de tierras que se duplicaría según el presupuesto para alcanzar los $82 millones.
En el caso de los impuestos, y a excepción del ya mencionado de Ingresos Brutos, la variación es del 26% sobre lo calculado para este año, y la incidencia más palpable se da en el caso del Impuesto Automotor con un crecimiento del 47,2% para aportar el año próximo una recaudación ideal de $324 millones. Hay que señalar que esa variación del 47% no se traduce en un aumento de ese orden al impuesto, dado que también computa los nuevos patentamientos y altas del período.
Los montos a recaudar por Impuesto Inmobiliario crecen, en tanto, en algo más de un 34%, pasando de incidir con $110 millones en el presupuesto confeccionado en octubre de 2015 a los $182 millones actuales. En este punto, este cálculo de gastos y recursos es el primero que diagrama German Issa como secretario de Hacienda, y que introduce también por primera vez en el planteo municipal el rol de una Secretaría de Recaudación con una consultora dedicada específicamente a eso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico