El municipio rescindió el contrato con la consultora encargada de la recaudación

El Ejecutivo municipal rescindió por "excesivamente oneroso" el contrato con la consultora CP&GP, suscripto el 13 de abril del año pasado. La contratación tenía como objetivo mejorar la recaudación. Con esa finalidad se le otorgaron facultades a la empresa para generar planes de pago e intimar a los contribuyentes en mora. La rescisión del acuerdo implica el pago de la última facturación más el cargo de anulación de la contratación.

El Ejecutivo municipal decidió rescindir el acuerdo con la consultora cordobesa CP&GP, que comenzó a prestar servicios en Comodoro Rivadavia luego de una contratación que se firmó el 13 de abril de 2016 y que, pese a las objeciones y posteriores advertencias del Tribunal de Cuentas, fue aprobado de manera unánime por el Concejo Deliberante.
La contratación de la consultora se realizó por la ordenanza 12100/2016, que luego de la renuncia del entonces secretario de Hacienda, Diego Touriñan -quien no estaba de acuerdo con el convenio-, se modificó a través de la ordenanza complementaria 12100-1.

"EXCESIVAMENTE
ONEROSO"
En la resolución del Ejecutivo por la que se da de baja a la consultora se indica que "la ejecución del contrato se ha tornado excesivamente oneroso para las partes" quienes no pudieron "ponerse de acuerdo en la fijación de las bases de cálculo para establecer la retribución a resultado de la empresa del periodo fiscal 2017".
El pago de la rescisión, que operó desde el 31 de marzo último, en medio del temporal, todavía no fue efectivizada ya que, de acuerdo a lo que pudo averiguar El Patagónico, el acuerdo tiene nuevas observaciones del Tribunal de Cuentas Municipal.
Hasta el momento y por los servicios prestados, la consultora cobró $1.034.228,41. Es por la tarea realizada en 2016, a lo que se suman $486.731,19 por lo hecho durante el primer semestre de este año. Entre el cobro de los ingresos producidos en estos últimos meses de año, más la rescisión, la consultora está reclamando el pago de casi 5 millones de pesos.

LA CONTRATACION
La llegada de la consultora fue posible por el convenio firmado por el Ejecutivo y por la aprobación del mismo efectuada por el Concejo Deliberante en la sesión del 26 de mayo de 2016, donde pese a las objeciones inicialmente planteadas por el bloque radical y por la concejal de Chubut Somos Todos, Norma Contreras, recibió el voto unánime del cuerpo legislativo.
Apenas se firmó el convenio, el secretario de Hacienda, Diego Touriñan, renunció al cargo por no estar de acuerdo con el mismo. La oposición del funcionario fue tan clara que, a posteriori, pidió al Ejecutivo que vete lo resuelto por el Concejo Deliberante, dentro de un plan de modernización del Estado.
Por el contrato, la consultora pudo acceder a toda la información tributaria del municipio y llevar adelante intimaciones y generar planes de pago para y con los contribuyentes morosos. A cambio, cobró un 17% de la morosidad que se entendió que se mejoró por su intervención.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico