El municipio retoma en La Saladita la tarea de reempadronamiento

"Que la gente tenga la seguridad de que va a tener un puesto fijo y tenga la posibilidad también de dejar de ser estigmatizado como ilegal", dijo el referente de la feria Adrián Espin.

A través de la Subsecretaría de Fiscalización, el municipio reempadrona en la feria La Saladita a fin de trabajar en el ordenamiento en ese sector. El objetivo del gobierno es mejorar la calidad de las compras de quienes habitualmente asisten al lugar, pero también de los feriantes que tienen en la actividad, en muchos casos, el principal sustento económico de su familia.
"Esta es la primera vez, desde que arrancó al feria hace doce años, que el municipio reconoce a los feriantes. Esta se ha transformado en una feria que es necesaria para Comodoro porque baja algunos costos y el intendente Linares quiere reorganizarla", expresó el subsecretario Daniel Campillay.
Los intentos por ordenar la feria han sido varios, impulsados desde el municipio o el Concejo Deliberante, incluso desde el interior de la propia Saladita, pero hasta ahora sin éxito. "Este es el primero de los tres reempadronamientos que se van a concretar en el lapso de seis meses que llevará la licitación de la obra", señaló.
"Este reconocimiento será a través de un proyecto que contempla cámaras de seguridad, urbanización con espacios acorde para todos los feriantes, la instalación de baños y por eso estamos con este reempadronamiento de todas las personas que se encuentran vendiendo, para conocer cuáles son los productos, su domicilio y su situación social", indicó.
Juan Acosta, que es uno de los feriantes, explicó su visión de este reordenamiento. "En mi caso particular, estoy hace diez años vendiendo y vemos con beneplácito esto. Nos sentimos acompañados por este gobierno porque nos están dando la importancia que nunca nos dieron. Esta es nuestra fuente de trabajo", manifestó el feriante.
"Yo tengo diez personas a cargo y estamos felices de que nos reconozcan porque nuestras familias se sustentan con lo que vendemos acá. Nosotros estamos brindando la mejor predisposición porque queremos que esto salga bien y esta es una de las pocas veces que el gobierno con tanto interés quiere ayudarnos", explicó.
El referente de la feria Adrián Espin, señaló que siempre han pedido la legalización. "El que tenga que tributar que lo haga porque tenemos un piso de 850 feriantes más o menos, que llega a un máximo de 1.200 en temporada buena y hoy es un día de festejo para nosotros ya que hace años que venimos peleando para llegar a esto", apuntó.
"Que la gente tenga la seguridad de que va a tener un puesto fijo y tenga la posibilidad también de dejar de ser estigmatizado como ilegal", añadió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico