El museo neuquino que forma parte de "Los caminos del Che"

"La Pastera, museo del Che" en San Martín de los Andes es un galpón que pisó Ernesto "Che" Guevara en 1952. Allí los trabajadores del Parque Nacional Lanín le brindaron alojamiento y comida, tiempo más tarde ese lugar fue remodelado y convertido en un moderno museo.

El argentino Ernesto Guevara Lynch fue una pieza fundamental en el éxito de la primera revolución de inspiración marxista que triunfó en el continente de la mano de Fidel Castro, en 1959. Ganó un lugar en la historia y supo convertirse en todo un símbolo latinoamericano, por lo que no es extraño que en los lugares que visitó y en donde dejó su huella se haya decidido dedicarle un espacio.
Desde su Rosario natal hasta un antiguo galpón de la Patagonia, atravesando las provincias de Misiones y Córdoba, y visitando la ciudad de Buenos Aires, existe un recorrido por los enclaves icónicos de la vida en Argentina. Incluso "Los Caminos del Che" se extienden fuera de los límites nacionales, al igual que su legado. En Bolivia, el recorrido va por 800 kilómetros y atraviesa las montañas donde Guevara y sus hombres del Ejército de Liberación Nacional lucharon entre marzo y octubre de 1967. El recorrido termina en La Higuera, donde fue tomado prisionero, y Vallegrande, donde su cadáver fue expuesto y enterrado.
Lejos de mercantilizar la figura del guerrillero, en San Martín de los Andes se asienta un museo dedicado a él, donde reafirman su intención de rescatar el valor de su legado y que forma parte de éste circuito de memoria histórica.
Enmarcada por las montañas, el lago Lácar, "La Pastera museo del Che", es una alternativa distinta para conocer la vida y el pensamiento de este mítico personaje. El edificio del museo es una pieza de colección en sí misma que data de 1946 y le debe el nombre a su función original, la de guardar pasto para los animales que utilizaban los guardaparques.
Este galpón reciclado pertenece al Parque Nacional Lanín y ya desde la entrada se aprecia la voluntad estética de conservar ese espíritu de mediados del siglo pasado, con un expendedor de nafta similar al que existía cuando Ernesto Guevara y Alberto Granado eligieron este lugar para pasar la noche.
Según relata la historia, a principios de 1952 Guevara y Granado llegaron hambrientos y cansados en su moto a San Martín de los Andes. El intendente del Parque Nacional Lanín les brindó alojamiento en un galpón destinado a guardar el pasto para los animales. En "La Pastera" encontraron casa y comida gracias a la generosidad de los trabajadores del Parque, en particular, del sereno don Pedro Olate que los agasajó con un asado. Tras varios días de recorrer la zona reiniciaron el viaje con destino a Bariloche.
Hoy en día, en la sala principal, los paneles dinámicos e informativos recrean la vida del líder revolucionario, con una biografía ágil, acompañada por fotografías inéditas. Los paneles temáticos que completan la muestra acercan la visión del Che sobre los trabajadores, la juventud, su concepción del hombre nuevo, Fidel Castro, la familia. Cálidos y precisos a la vez, los textos van sumergiendo al visitante en su apasionante historia de vida.
El recorrido, que también cuenta con un homenaje a los desaparecidos durante la dictadura militar, termina en el entrepiso de la sala donde se puede observar una ambientación con fardos de pasto, recreando el espacio donde durmieron Guevara y Granado en el verano de 1952.
Otra forma de navegar por la vida del "Che" es a través del multimedia, producido por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE). Entre escritos, videos, música y fotografías, se destaca el audiovisual institucional que muestra, además de la historia del Museo, imágenes de la inauguración el 20 de junio de 2008, a la que asistió Aleida Guevara March, una de las hijas del Che.
Otro soporte informativo es una pantalla de plasma donde se reproducen en forma permanente audiovisuales sobre la vida del Che, sus discursos y entrevistas.
El sector de librería ofrece joyas de colección: materiales, publicaciones, fotos y libros editados por el Centro de Estudios Che Guevara, La Habana Cuba. Funciona de e 9.00 a 13.30 horas y de 14.30 a 21.00 horas, todos los días excepto los martes.
"La Pastera, museo del Che" no es un museo más. Es un refugio para la historia, el análisis y la reflexión sobre uno de los personajes más emblemáticos de la historia. En este lugar del sur del país, alguna vez el "Che", tal sus propias palabras, soñó su descanso: "hay momentos en que pienso con profundo anhelo en las maravillosas comarcas de nuestro sur. Quizá algún día cansado de rodar por el mundo vuelva a instalarme en esta tierra argentina y entonces, si no como morada definitiva, al menos como lugar de tránsito hacia otra concepción del mundo, visitaré nuevamente y habitaré la zona de los lagos cordilleranos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico