El nene mexicano accidentado en Tombo "está casi en estado vegetal"

Así lo aseguró su padre, Jaime Tello al prestar declaración, quien además indicó que la chofer del automóvil se salió de la ruta 3 veces. Además confirmó que la Policía la detuvo al salir de Puerto Madryn por exceso de velocidad.

Jaime Tello, el padre del nene accidentado el 23 de marzo en Punta Tombo, declaró en Tribunales este viernes grave ante el juez Sergio Piñeda. Respondió preguntas del fiscal Heiber y la defensora Rowlands.

En su relato, Tello explicó que el propósito del viaje era que su hijo pudiera conocer los pingüinos, quien aseguró que se encuentra internado en muy grave estado. "Ya me descartaron mejoría. Prácticamente, mi pequeño está en estado vegetal. Es difícil reconocerlo pero me lo dijeron los doctores", dijo.

El niño- turista mexicano – protagonizó junto a su familia un accidente el pasado 23 de marzo rumbo a Punta Tombo. Si bien aún no se abrió la investigación por el hecho, en el que se imputaría a la chofer del auto, Alicia Millner, que aún permanece también en terapia intensiva, se realizó un anticipo jurisdiccional para que, en caso de llegar a juicio oral, no tengan los testigos la necesidad de viajar.

Tello declaró en el tercer piso de Tribunales durante una hora y media. También lo hizo su madre, pasajera del vehículo accidentado. Respondió a la Fiscalía representada por el doctor Osvaldo Heiber y a la Defensa Pública representada ayer por Romina Rowlands y Carolina Marín.

Allí relató que habían llegado a Puerto Madryn en el en el crucero Norwegian Sun y que decidieron contratar el servicio de una agencia para ir hacia Punta Tombo

"Cuando salimos de Puerto Madryn nos paró un control policial. La señora –que manejaba el vehículo contratado-se detuvo y le dijo una mujer policía que bajara la velocidad. Le dije por favor, hace un tiempo (eran días) atropellaron a una compañera de nosotros por una persona como usted, que ve el control y no baja la velocidad. La voy a invitar a que cuando vea el control, baje la velocidad", dijo.

Luego de ese episodio, el hombre indicó que continuaron viaje y que en un momento "la señora tomaba la banquina. Antes del accidente lo hizo tres veces, duraba 3 o 4 segundos. El coche vibraba horrible. Ya iba con miedo. También veía la cara de angustia de mi prima y de mi madre. Ella, se dormía y se despertaba tomándose del asiento. Me debí de haber bajado del vehículo. Me arrepiento de eso", manifestó.

Asimismo, afirmó que antes del accidente la mujer, antes de subir a la ruta casi le pega a un colectivo con la parte derecha posterior del carro "pasaron como 300 metros. La ruta era de asfalto y vuelve a morder la banquina. Después volvió a perder el control. No sé por qué no lo tengo presente, si giró a la derecha o la izquierda y dio vuelta completa y giró el vehículo. Gente que vio el accidente dijo que dio 3 vueltas el coche".

Y respecto de los momentos del accidente, el hombre recordó que quedaron todos en el habitáculo "En ese momento vi que me salía mucha sangre de la cabeza pero mi principal preocupación fue mi hijo. Le digo a mi prima: ¿`Mi hijo?´. No no sé, me dijo. Lo busqué dentro del auto, arriba, en todos lados. Quería salir. Pero no podía porque sentí como una descarga eléctrica de mi cabeza hacia abajo. Posteriormente, me pude zafar del cinto y logré salir. Lo vi en la parte trasera solo con dificultad para respirar. Estaba fuera del auto", detalló.

Hoy el niño está grave, tiene múltiple fractura de cráneo, tuvo dos infartos cerebrales, fractura de la caja toráxica. "El día de ayer ya me descartaron que pudiera mejorar. Prácticamente mi hijo está en estado vegetal. Es difícil reconocerlo pero fue lo que me comentaron los doctores", expresó al finalizar la audiencia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico