El niño cipoleño raptado por su padre se reencontró con su mamá

Amelia se reencontró ayer en Comodoro Rivadavia con Yair, su hijo de 3 años. Lo buscaba desde el 24 de noviembre cuando el padre del niño, un hombre imputado en una causa de abuso sexual, se lo llevó de Cipolletti. En la terminal de ómnibus, minutos antes de embarcar de regreso a Río Negro, agradeció a la policía y a quienes ayudaron en la difusión de la búsqueda del nene. Mientras tanto, el hombre quedó a disposición de la Justicia.

Amelia abraza fuerte a Yair y le da un beso en la mejilla. El niño juega en la vereda de la terminal de ómnibus de Comodoro Rivadavia a ser un superhéroe, como el que lleva en su remera. Esperan juntos el micro que los llevará de regreso a Río Negro.
En Cipolletti, el jueves 24 de noviembre comenzó el calvario para Amelia Olate. Fue cuando no vio más a su hijo porque su ex pareja, Marcos Luján, lo trajo a Chubut.
El jueves la Brigada detuvo a Luján en el barrio Isidro Quiroga. Los investigadores debieron adelantar el operativo al trascender en forma pública que las telecomunicaciones situaban al sospechoso en Comodoro Rivadavia.
Luján fue detenido en la vía pública y quedó a disposición de la Justicia porque tenía vigente una captura por una causa de abuso sexual.
La mujer llegó ayer a Comodoro Rivadavia desde Cipolletti en busca de su hijo. Amelia y Yair se reencontraron al mediodía y se fundieron en un abrazo.
En diálogo con El Patagónico, ella agradeció a la Brigada de Investigaciones de Comodoro Rivadavia que logró la captura del hombre y halló al niño. "Sabía que estaban acá por el movimiento de los celulares, pero no en qué lugar", comentó. A Luján lo delataron los teléfonos.
Reveló que pasó muy triste la Navidad porque no sabía nada de su hijo y ayer volvía a Cipolletti contenta de poder despedir el año junto a su pequeño.
La mujer dijo que el hombre ya había violado el régimen de visitas al niño demorando la entrega en alguna oportunidad. Luján ahora deberá ser trasladado a Cipolletti en donde quedará a disposición de la Justicia.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico