El niño que se electrocutó en un yacimiento es llevado a quirófano cada dos días

Manuel, de 11 años, se recupera lentamente del accidente que sufrió el martes 8 de marzo cuando se electrocutó con un transformador de alta tensión en un yacimiento petrolero situado en cercanías del barrio Laprida. "Había perdido mucho peso, pero su evolución es favorable. Estamos esperando la cicatrización para realizar un par de injertos en el pie y la mano que es lo que más comprometido tiene", contó su padre, César Quinteros.

En una semana se cumplirá un mes del accidente que sufrió Manuel Quinteros, un nene de 11 años que jugaba con un amigo en un yacimiento petrolero cuando tocó un transformador de alta tensión, lo que le produjo graves lesiones en la parte derecha de su cuerpo.
Manuel continúa internado y hoy volverá a entrar al quirófano, tal como viene sucediendo cada dos días desde que ocurrió ese accidente que se podría haber evitado si el transformador de la empresa Petrolera Patagonia hubiera cumplido con las condiciones de seguridad adecuadas para evitar el ingreso de un niño.
Así volverá a entrar a quirófano el lunes, también el miércoles, y posiblemente el viernes. Pese a todo su evolución es favorable, algo que consuela en parte a su padre, César Quinteros, hijo del ex sindicalista petrolero Mario Quinteros y presidente del Centro de Jubilados del Petróleo y Gas Privado del Chubut.
"Había perdido mucho peso, pero su evolución es favorable. Estamos esperando la cicatrización para realizar un par de injertos en el pie y la mano que es lo que más comprometido tiene", comentó César al ser consultado por El Patagónico, por el estado de salud del pequeño.
A casi un mes del accidente ocurrido en el ejido urbano de Laprida donde Petrolera Patagonia tiene varios equipos de bombeo en condiciones de seguridad precarias, hasta el momento nadie se comunicó con César.

INVESTIGACION
La investigación judicial de la causa, bajo legajo fiscal 74638, es encabezada por la fiscal Camila Banfi, quien fue consultada por este diario sobre el avance del caso donde en principio se investiga presuntas lesiones graves culposas.
Según confirmó Banfi ya se impulsaron varias medidas investigativas, y se le dio curso a algunos pedidos realizados por la querella –es decir la familia del niño–, representada por los abogados Gustavo Menna y Juan Gutiérrez Hauri.
Además, se realizó una inspección ocular con participación de Criminalística, se tomaron testimonios de quienes estuvieron con Manuel ese día, y se solicitaron oficios tanto al Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Chubut, como a Petrominera y al Ministerio de Hidrocarburos de Chubut.
"Queremos que nos informen todo lo que tiene que ver con las normas de seguridad e higiene del trabajo, quiénes son las personas que están a cargo de poner en práctica todo lo que tiene que ver la seguridad, los organismos contralores, porque en realidad nosotros tenemos que imputar a los responsables directos de mantener la seguridad en la zona, y ver quién emitió las conductas que llevaron a que ocurriera el hecho", afirmó Banfi.
La Fiscalía también aguarda la evolución de Manuel, realizando un seguimiento de su estado. Es que de una vez que se conozca con certeza su estado de salud y cómo será su evolución, se podrá determinar qué tipo de lesiones tiene y continuar con el avance de la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico