El nuevo ataque de un Pitbull pone en discusión la tenencia de estos animales

Un niño de 3 años fue atacado por un Pitbull el jueves en el Moure. La víctima fue lesionada en su boca y tuvo que ser atendida en el Hospital Regional. Las ONGs de esta ciudad solicitan que en estos casos los animales no sean sacrificados y denuncian que hay una estigmatización hacia esta raza.

Un nuevo ataque de un Pitbull se registró el jueves por la tarde en el barrio Moure. Según fuentes consultadas, la víctima fue un niño de 3 años que tuvo la mala fortuna de acercarse al animal cuando se encontraba comiendo. Las heridas fueron en el costado derecho de su cara -alcanzando parte de su labio- y no fueron de gravedad ya que los padres acudieron de inmediato ante sus gritos.
Inmediatamente fue trasladado al Hospital Regional para realizarle las correspondientes curaciones. El animal fue separado de la familia y se encuentra bajo el cuidado del personal de la Asociación de Lucha contra el Maltrato Animal (ALMA).
Este episodio se suma al ataque que sufrió una pequeña de 2 años el miércoles cuando cruzó al patio de su vecino. La inocente fue llevada de urgencia al nosocomio local, donde suturaron sus heridas y por orden de los médicos quedó internada.
Esa perra –que se encuentra preñada- fue llevada a un dispensario canino ya que el dueño no la quería de vuelta por temor a represalias de los vecinos que en el momento del ataque estuvieron a punto de prenderle fuego a la vivienda. Al día siguiente denunciarían la desidia del dueño del animal, quien –dijeron- solía dejarla sola varios días, ya que al parecer la tenía solo para cría y guardia.

IRRESPONSABILIDAD
El nuevo caso volvió a poner en tela de juicio el tema de la tenencia de los animales de esta raza y generó controversia en la comunidad.
Muchos vecinos pidieron –a través de las redes sociales- sacrificar a la perra, mientras que representantes de distintas ONGs se manifestaron contrarios a tal decisión.
"La perra estaba junto a sus crías y por lo que sabemos estaba preñada de nuevo, por lo que el ataque hacia la nena fue por protección, no por ser salvaje. Es una estigmatización hacia el animal porque ya hay una presión social contra ellos", dijo Patricia Calvo, integrante de ALMA y de Voluntarios Sin Banderas.
"El animal no tiene la culpa de la curiosidad de una nena para ir a jugar. Es verdad que es reprochable el ataque, pero hay que tener en cuenta por qué una pequeña pasó al patio de su vecino sin ser vista por sus padres", manifestaron desde la ONG "Amor Animal".
"No estamos culpando a la familia; solo que nos parece injusto matar a un animal por algo que se pudo haber evitado. Los Pitbull son perros guardianes; son muy cariñosos con sus familias pero si se sienten en peligro suelen atacar con sus mandíbulas", agregaron.
Por su parte, los miembros de "Mascotas Comodorenses" aseguraron que ningún perro es peligroso si se cría con amor y respeto y se le enseña a ser amigable. "Repudiamos cualquier tipo de sacrificio. Si hoy matamos un perro, ¿mañana sacrificamos a una persona por lastimar a otra?", argumentaron.
Calvo manifestó que se comenzará a trabajar en un registro para tener animales de este tipo porque no pueden criados por cualquier persona. "Necesitamos poner el foco de la discusión en las personas. Lo fácil en estas situaciones es matar al perro. Tenemos que contar con un tipo de registro para que la idea de sacrificio comience a desaparecer", explicó.
Los miembros de las ONGs comodorenses coincidieron en que existe una estigmatización hacia los Pitbull y que cada vez que sucede un hecho parecido, "el odio crece entre la comunidad".
"Los Pitbulls tienen mala fama y la gente está buscando cualquier cosa para matarlos y luego tirarte en la cara sus burdos argumentos. Es un tema que preocupa pero nadie se hace cargo", sostuvieron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico