El nuevo detenido por el crimen de Jurado tenía restos de pólvora según el primer test

Mauricio Fleitas fue imputado ayer como autor del delito de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas. Es por el crimen del empresario de la carne, Orlando Jurado, ocurrido durante la noche del 10 de febrero en su casa del barrio Pueyrredón. Por un mes el sospechoso permanecerá con prisión preventiva. En la audiencia de control se conoció el resultado positivo del dermonitrotest que se le realizó a Fleitas durante la mañana del 11 de febrero, cuando fue demorado al salir de la casa de su cuñado, Diego Aguirre, también detenido e imputado por el crimen y actualmente internado en Psiquiatría.

La audiencia de control de detención y apertura de la investigación contra Mauricio Fleitas (21) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por el juez natural de la causa, Alejandro Soñis, quien firmó a pedido de la fiscal general, Camila Banfi, la orden de allanamiento y detención del sospechoso que ayer fue asistido técnicamente por la defensora pública, Viviana Barillari.
Si bien hasta el viernes el único detenido por el homicidio del empresario de la carne, Orlando Jurado (76) era Diego Leonardo Aguirre (25), con la información que se conoció ayer, este medio confirmó que la primera detención fue la de Fleitas y se produjo en la mañana del 11 de febrero cuando salía de la casa de su cuñado Aguirre. Fue demorado para averiguar qué relación tenía con el delito que se comenzaba a investigar y por ese motivo se le tomó una muestra de dermonitrotest.
Ese día los investigadores no tenían elementos de peso para pedir la detención de Fleitas y a las seis horas fue liberado. Durante la última semana se conoció el resultado de la prueba tomada y el mismo fue positivo, razón por la cual fue llevado a proceso. Ahora resta saber si fehacientemente era pólvora lo que tenía en sus manos.

UBICADOS POR LAS ANTENAS

La fiscal Camila Banfi mencionó esa evidencia como uno de los elementos de convicción para tenerlo como probable autor del crimen y a ello agregó que en el horario en el que se produjo el homicidio, los teléfonos celulares de Aguirre y Fleitas estaban posicionados en el escenario criminal. Así lo tomó la antena que delimita las comunicaciones del sector.
La semana pasada, además, se peritó el auto de Aguirre y se confirmó que una de las luces delanteras izquierdas no enciende. Ello coincide con las imágenes que captaron las cámaras de seguridad que fueron obtenidas por la Brigada de Investigaciones respecto del auto utilizado por quienes participaron del asesinato. En esa pericia también surge un golpe en el chasis del Volkswagen Bora de Aguirre, el cual sería coincidente con el golpe que diera el vehículo contra un lomo de burro mientras escapaban del lugar.
La acusadora pública pidió en la audiencia que Fleitas sea imputado por el delito de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas, en los términos del artículo 80, inciso 6 del Código Penal, y en virtud de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación, solicitó el dictado de la prisión preventiva por el término de tres meses, idéntico plazo al que solicitó para culminar la investigación.
La defensora pública cuestionó el relato por considerar que del mismo no surgen elementos de convicción que vinculen a su asistido con el homicidio que se investiga. Barillari tampoco coincidió con el agravante de la calificación jurídica escogida por la Fiscalía y a su entender no existe peligro de fuga ni entorpecimiento, atento a que Fleitas permaneció en esta ciudad después del crimen y si quería entorpecer la investigación lo hubiera hecho durante todo este tiempo que permaneció libre, lo cual no ocurrió.
Por tal motivo reclamó la libertad y en forma subsidiaria, presentaciones en la Oficina Judicial.
A todo esto, el imputado accedió a declarar y dijo que no tiene nada que ver, ni él, ni su cuñado. “No hice nada, ese día yo estaba al cuidado de otra casa. Diego tampoco. No tenemos nada que ver, nos están culpando por algo que no hicimos”, sostuvo.
Tras escuchar a las partes el juez resolvió declarar legal la detención, formalizó la apertura de investigación y dictó la prisión preventiva de Fleitas por el término de un mes. Y otorgó tres meses para concluir con la investigación.

EL CASO

El crimen ocurrió el 10 de febrero a las 23:15, aproximadamente, cuando según la Fiscalía, Mauricio Fleitas, Diego Aguirre y otras dos personas que aun no fueron identificadas, se presentaron en la casa de la víctima, sobre Colonos Vascos y Cayelli. Aguirre, que conducía un Volkswagen Bora color gris, se bajó y marcó la propiedad de la víctima, mientras que Fleitas y uno de sus acompañantes ingresaron a la vivienda por los techos.
Los dos individuos forcejearon con Jurado en la puerta de su domicilio, la víctima recibió un golpe con un hierro y Fleitas efectuó dos disparos, uno de ellos impactó sobre el cuerpo de la víctima quitándole la vida. Uno de los disparos ingresó por los pulmones provocándole la muerte por shock hipovolémico. Los atacantes huyeron a bordo del VW Bora donde los esperaban Aguirre y otra persona que oficiaba de campana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico