El obispo de Santa Cruz separó a un cura acusado de abusar a una menor

El obispo de la Diócesis de Río Gallegos, Miguel Angel D'Annibale, resolvió ayer separar en forma preventiva a un sacerdote que ejercía su ministerio en Río Grande, luego de que una mujer lo denunciara ante un juzgado de instrucción de esa ciudad fueguina de haber abusado sexualmente de su hija menor de edad.

Caleta Olivia (agencia). El caso es confuso ya que si bien la chica tiene hoy 16 años, el presunto delito habría ocurrido cuando tenía 13 y la denuncia recién se presentó el jueves último.

El sacerdote, cuyo nombre no trascendió, se presentó voluntariamente ante la justicia al día siguiente, acompañado por un abogado particular. Le habían prohibido acercarse a la menor y salir de la isla sin autorización.

Como consecuencia de esta delicada situación, el Obispado de Río Gallegos, cuya diócesis comprende a todas las localidades de Santa Cruz y Tierra del Fuego, emitió un comunicado oficial a través del cual se señala que "apenas recibida la denuncia, el obispo le ha quitado al sacerdote el ejercicio público del ministerio hasta que se esclarezcan los hechos".

OBISPO34.jpg
Monseñor Miguel Angel D´Annibale resolvió retirarle atribuciones religiosas al sacerdote denunciado por abuso sexual.
Monseñor Miguel Angel D´Annibale resolvió retirarle atribuciones religiosas al sacerdote denunciado por abuso sexual.

También le pidió al imputado quedar "a disposición de la justicia en todo lo que sea necesario", al tiempo que confirmó que el Obispado "ha iniciado el correspondiente proceso canónico que la Iglesia realiza en estos casos".

Finalmente, se indica que monseñor D´Annibale "expresa su total rechazo a toda situación de abuso contra otra persona y pide al Pueblo de Dios oraciones para acompañar a todos los involucrados en esta dolorosa situación".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico