"El objetivo es pasar de ronda", aseguró Carau

Gonzalo Carou, pivote y capitán del seleccionado argentino masculino de hándbol, aseguró ayer que tiene "muchas ganas de lograr cosas importantes" en los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pero aceptó que el objetivo de Los Gladiadores será "pasar de ronda" pese a que "tocó el peor grupo posible".
"El equipo está con muchas ganas de lograr cosas importantes. Falta poco para que empiece el torneo y ya estamos con muchas ganas de empezar a jugar", contó Carou en diálogo con Télam, a trece días del debut ante Dinamarca en Río, que será la segunda participación masculina en una cita olímpica.
"El objetivo es pasar de ronda. Creo que nos tocó el peor grupo posible, pero eso no nos cambia lo que nos habíamos planteado desde que clasificamos. Sabemos que somos el favorito a quedar último en la zona, pero nunca nos importó lo que digan. Vamos a ir a ganar dos partidos", remarcó el jugador del Ademar León español.
En la primera experiencia olímpica hándbol argentino, en Londres 2012, Los Gladiadores solo lograron ganarle a Gran Bretaña 32-21 y perdieron ante Islandia (31-25), Francia (32-20), Suecia (29-13) y Túnez (25-23), por lo cual no pasaron de la primera fase y terminaron décimos.
"En los Juegos anteriores nos quedó un mal sabor de boca por no haber pasado. Tuvimos el partido ante Túnez al alcance de la mano y no lo pudimos aprovechar. Ahora tenemos una nueva oportunidad, sabemos que las chances son pocas, pero tenemos equipo para hacerlo", recalcó.
En la capital carioca, los dirigidos por Eduardo Gallardo deberán cruzarse con Francia, actual campeón del mundo y oro en Beijing 2008 y Londres 2012, la poderosa Dinamarca, Croacia (oro en Atlanta 1996 y Atenas 2004), Qatar, subcampeón mundial, y Túnez, subcampeón africano, ante los cuales debe conseguir dos victorias para clasificar a los cuartos de final.
"Túnez es el partido para nosotros. Después creo que puede ser Croacia, que no está tan fuerte como antes. Vamos a tener que salir a ganar todos los partidos, porque si salimos con esa mentalidad se pueden conseguir los resultados", puntualizó el jugador, que fue clave en las dos clasificaciones olímpicas de la historia (Guadalajara 2011 y Toronto 2015).
El capitán albiceleste tiene claro que el equipo no puede repetir los vaivenes anímicos y de juego del Panamericano jugado hace un mes en Tecnópolis, porque "con los europeos, si te dormís cinco minutos, te cuesta el partido".
"Tenemos que encontrar una regularidad y jugar bien los 60 minutos, porque si te despistas, los europeos te meten un parcial de dos goles y a nosotros se nos complica remontar esa diferencia", argumentó el jugador surgido en River Plate, quien fue parte de todos los títulos panamericanos del seleccionado (San Pablo 2000, Buenos Aires 2002, Santiago de Chile 2004, Santiago de Chile 2010, Almirante Brown 2012 y Canelones 2014).
De perfil bajo y hablar tranquilo, Carou, que jugó ocho mundiales con la camiseta nacional, heredó la cinta de manos de Andrés Kogovsek y afirmó: "Va a ser muy lindo entrar como capitán. Es algo emocionante. Nunca hubiera imaginado ser el capitán de la selección y menos en un Juego Olímpico. Ojalá sea pasando de ronda, que es lo más importante".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico