El obrero que se encadenó en YPF recibirá un subsidio por seis meses

Cesar Yáñez tiene 37 años y ayer por la mañana se encadenó en las puertas de la administración de YPF en reclamo del cumplimiento de un subsidio que gestionaba tras ser despedido de la empresa Jomar, contratista de la operadora.

El hombre, padre de tres hijos, había amenazado con permanecer encadenado al lugar en caso de no obtener respuestas. Pero minutos antes del mediodía, luego de que se hiciera público su caso, se le informó que el martes se firmará el acuerdo para que obtenga un subsidio durante seis meses.
Yáñez explicó que él trabajaba para la contratista hasta hace cuatro meses cuando tuvo un accidente laboral y fue dado de baja, pese a que había solicitado ser reubicado. “Fui injustamente echado y no me quisieron reintegrar a mi puesto de trabajo", contó en medio de la angustia que le provocaba ser protagonista de un episodio que seguramente nunca creyó que sería parte de su historia de vida.
Cuando se quedó sin trabajo, el hombre comenzó a gestionar por intermedio de UOCRA un subsidio que le iba otorgar YPF. El mismo se tenía que firmar el miércoles en la delegación de la Secretaría de Trabajo. Sin embargo, desde la UOCRA luego le comunicaron que "se habían agotado todas las instancias de negociación".
Así, tras recibir esa notificación, decidió encadenarse a la administración de la operadora. "Lamentablemente no tengo para llevarle un plato de comida a mis hijos. Te indigna llegar a esto", había expresado temprano.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico