El padrón del IPV en Comodoro Rivadavia es de 19.200 personas

Daniel Carrizo, el titular de la delegación local indicó que realiza un fuerte trabajo para depurar el padrón y dar de baja a casos en los que se consiguió una vivienda, o las familias se fueron de la ciudad. No obstante, entre 1500 a 1800 familias requieren una vivienda social de manera urgente.

Este mediodía, el delegado local del Instituto Provincial de la Vivienda Daniel Carrizo respondió a las críticas sobre la cantidad de viviendas usurpadas que hay en la ciudad y en la necesidad de avanzar en el retiro, y advirtió que desde que comenzó la gestión se trabaja en ese tema.

"Tan solo en los primeros tres meses de trabajo hemos recuperado seis o siete viviendas. En algunos casos estaban ocupadas por imputados del caso del IPV, les pedimos que las devuelvan y las devolvieron, una de ellas fue destinada luego a la esposa del Bombero en cumplimiento de su deber".

Actualmente, detalló Carrizo en diálogo con Radio Del Mar que el padrón de vecinos que esperan una adjudicación es de 19.200 inscriptos. "Depurado ese padrón creemos que se necesitan avanzar en la construcción de al menos 8 mil casas", dijo. La depuración a la que alude el funcionario, corresponde a un relevamiento que se realiza para detectar los casos que ya no requieren de una vivienda, porque cuentan con un terreno y están construyendo o se mudaron a otra ciudad, entre otras razones.

Daniel Carrizo


En cuanto, a las vivienda sociales que están pensadas para los sectores más vulnerables que no pueden por ningún medio pensar en iniciar la construcción de una vivienda, Carrizo indicó "tenemos una demanda social urgente de unas 1500 a 1800 personas que necesitan la vivienda ya".

La urgencia esta dada, según detalló el delegado, porque hay familias que eligen entre comer o pagar un alquiler. "Se han sentado frente a mi mujeres que me advierten que si no reciben una casa se pegan un tiro, es una situación extrema la que viven muchas familias de nuestra ciudad", aseguró.

La ilimitada demanda de viviendas en Comodoro, para Carrizo obedece a las políticas habitacionales aplicadas en la anterior gestión. "Estas cosas que pasaron en el IPV, la displicencia a la hora de entregar las viviendas, han provocado un desastre en el padrón social y han dañado la trama social de nuestra ciudad, esas cosas que pasaron acá no golpearon ni al escritorio ni a las paredes, afectaron a la gente, por eso estaremos atentos al juicio en noviembre, porque han hecho un daño profundo en la trama social", dijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico