El Papa inicia campaña de paz por Ucrania el mismo día en que mueren tres soldados

Según los últimos datos de la ONU, más de 9.000 personas, entre combatientes y civiles, murieron en los casi dos años que dura el conflicto con los separatistas en el este de esa nación.

El mismo día en que todas las iglesias católicas de Europa empezaron una colecta solidaria a favor de las víctimas de la violencia en Ucrania, una iniciativa lanzada por el papa Francisco, al menos tres soldados ucranianos murieron ayer y otros seis resultaron heridos en un combate en las últimas 24 horas en el este del país.
"Tres de nuestros soldados murieron y seis quedaron heridos en acciones de combate en las pasadas 24 horas", dijo Alexandr Motuzianik, el portavoz militar en de la Presidencia ucraniana, quien agregó que en las últimas horas los separatistas pro rusos han "intensificado considerablemente" los ataques contra las posiciones de las tropas ucranianas, en particular en la región de Donetsk.
"Los guerrilleros emplean morteros y blindados en toda la línea de frente", dijo Motuzianik, quien destacó que la situación en Lugansk, la otra provincia ucraniana en donde actúan las milicias secesionistas era, en cambio, de "relativa tranquilidad".
Mientras, la agencia de noticias de la autoproclamada república popular de Donetsk, DAN, denunció que las tropas ucranianas dispararon anteanoche cerca de 200 proyectiles de mortero y de artillería contra localidades controladas por los pro rusos.
Estos combates no sólo se dan en pleno acuerdo de alto el fuego -firmado en Minsk en febrero de 2015 y violado por ambos bandos- sino que ayer se dio luz verde a una campaña solidaria por las víctimas de la violencia en Ucrania, a través de una colecta que se hará "en todas las iglesias católicas de Europa", como anunció el Pontífice hace 20 días.
"Pienso en particular en el drama de los que sufren las consecuencias de la violencia en Ucrania: en los que permanecen en las tierras devastadas por las hostilidades que han causado ya varios miles de muertos, y en los más de un millón que fueron empujados a dejarlas por la grave situación que perdura", aseveró el obispo de Roma.
"Fueron involucrados sobre todo ancianos y niños. Además de acompañarlos con mi pensamiento constante y con mi rezo, decidí promover un apoyo humanitario a su favor. Por eso, tendrá lugar una colecta especial en todas las Iglesias católicas de Europa el domingo 24 de abril", anunció Francisco.
Según los últimos datos de la ONU, más de 9.000 personas, entre combatientes y civiles, murieron en los casi dos años que dura el conflicto en el este de Ucrania.
Casi un año después de la firma de los acuerdos de paz de Minsk, continúan las tensiones entre el Ejército ucraniano y los paramilitares aliados, por un lado, y los separatistas pro rusos de las provincias orientales de Donetsk y Luganks, lindante con Rusia.
Los dos grupos se han mostrado incapaces de mantener el alto el fuego pese a las numerosas treguas declaradas en el marco del llamado Grupo de Contacto para Ucrania, único foro de diálogo directo entre las partes en conflicto, que incluye también a Moscú y las potencias europeas.
Rusia y los rebeldes ucranianos acusan a Kiev de negarse a ejecutar la parte política de los acuerdos de paz, es decir, el compromiso a una reforma constitucional, una descentralización del poder estatal, una amnistía generalizada y la concesión de estatus especial a las zonas controladas actualmente por los separatistas.
En tanto, Kiev se niega a reconocer la legitimidad de las autoridades separatistas y exige a Moscú, el principal aliado de estas milicias, que retire sus soldados del este de Ucrania, pese a que el gobierno ruso nunca reconoció públicamente que haya enviado a militares a pelear en el país vecino.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico