El Papa no opinó sobre Trump y aclaró que su preocupación "es el impacto en los pobres"

Este año, Francisco sugirió que la postura de Trump sobre la inmigración, que incluye una promesa de campaña de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México para mantener fuera a los inmigrantes ilegales, "no era cristiana".

El papa Francisco no quiso entregar un juicio personal sobre el presidente electo de Estados Unidos Donald Trump en una entrevista ayer y dijo que sólo está interesado en el impacto de las decisiones de los políticos en los pobres.
Al ser consultado sobre qué piensa del magnate inmobiliario que el martes ganó la elección presidencial estadounidense, el Pontífice argentino dijo al diario italiano La Repubblica: "No hago juicios sobre personas y políticos, sólo quiero entender qué sufrimiento causan sus conductas a los pobres y excluidos".
El Papa también afirmó que su mayor preocupación en este momento es por los refugiados e inmigrantes y dijo que "debemos derribar los muros que dividen".
Este año, Francisco sugirió que la postura de Trump sobre la inmigración, que incluye una promesa de campaña de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México para mantener fuera a los inmigrantes ilegales, "no era cristiana".
Un portavoz del Vaticano afirmó posteriormente que no se trataba de un ataque personal. El miércoles, el diplomático de más alto rango de la Santa Sede deseó suerte al Gobierno de Trump y afirmó que rezará para la "iluminación" del presidente electo.
El miércoles, el Vaticano, a través del secretario de Estado, Pietro Parolin, había felicitado a Trump por el triunfo.
"Antes que nada tomamos nota con respeto de la voluntad expresada por el pueblo americano, en este ejercicio de democracia que me dicen ha estado caracterizado también por una gran afluencia a las urnas", dijo entonces el "número dos" de la Santa Sede, para luego agregar: "Y después felicitamos al nuevo Presidente, para que su gobierno pueda ser de verdad fructuoso".
"Aseguramos nuestra oración para que el Señor lo sostenga al servicio de su patria y lo ilumine, naturalmente, también al servicio del bienestar y de la paz del mundo", convocó el cardenal italiano el día después de los comicios en EE.UU., al tiempo que destacó la "necesidad de trabajar todos para cambiar la situación mundial, que es una situación de graves laceraciones y conflictos".

NUEVAS
PROTESTAS
Por otra parte, nuevas protestas que derivaron en represión policial y decenas de detenidos estallaron en varias ciudades de Estados Unidos contra el presidente electo, Donald Trump.
"Apenas gané una elección presidencial abierta y de éxito. Ahora opositores de profesión, incitados por los medios, están protestando. Muy injusto", escribió Trump en su cuenta de Twitter.
La policía de Portland, en Oregon, disparó balas de goma y usó gas pimienta para dispersar una manifestación derivada en revuelta, escribió la fuerza en su cuenta de Twitter.
Veintinueve personas fueron arrestadas, añadió la policía. Los nuevos arrestos se agregan a otras decenas de detenidos del miércoles por la noche en protestas similares, por lo que suman más de un centenar las detenciones practicadas por la policía en todo el país.
Pero no solo en Portland hubo protestas contra la elección de Trump. También hubo movilizaciones en Los Angeles, Nueva York, Seattle, Oakland, San Francisco, Boston, Filadelfia, Detroit, Austin y frente a la Casa Blanca.
El jueves, el presidente Barack Obama recibió en la Casa Blanca a Trump, y le deseó "éxito" por el bien del país, mientras que el recién electo líder se comprometió a trabajar con su predecesor en la transición y pedirle consejo cuando llegue al Despacho Oval.
Obama y Trump se reunieron en la Casa Blanca durante una hora y media, en la que hablaron sobre el proceso de transición que culminará el 20 de enero con la investidura del presidente electo, además de sobre varios temas de política nacional e internacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico