El Papa pidió en Azerbaiyán "paz estable" para la región del Cáucaso

Tras haber deseado el viernes un "entendimiento pacífico" para la región durante su visita a Georgia, el papa Francisco pidió ayer a su llegada a Azerbaiyán una "paz estable" para el Cáucaso, donde diversos "conflictos sangrientos" han provocado decenas de miles de desplazados.


"Me alegro mucho de visitar Azerbaiyán y les agradezco la cordial recepción en esta ciudad, capital del país, en la orilla del Mar Caspio, ciudad que ha trasformado radicalmente su rostro con construcciones recientes, como en la que se desarrolla este encuentro", aseveró el Pontífice acompañado por el presidente azero Ilham Aliyev en el centro Heydar Aliyev de Bakú.
En un país de abrumadora mayoría musulmana (96% entre chiitas y sunnitas), el Pontífice destacó la "sociedad que reconoce los beneficios de la multiculturalidad y de la necesaria complementariedad de las culturas" de Azerbaiyán, donde hay solo 570 católicos que representan el 0.01% de la población.
En ese marco, y tras resaltar la "construcción de una armonía entre las diferencias", Francisco afirmó: "toda pertenencia étnica o ideológica, como todo auténtico camino religioso, debe repudiar actitudes y concepciones que instrumentalizan las propias convicciones, la propia identidad o el nombre de Dios para legitimar intentos de opresión y dominio".
"El mundo experimenta lamentablemente el drama de muchos conflictos que se alimentan de la intolerancia, fomentada por ideologías violentas y por la negación práctica de los derechos de los más pobres", denunció Francisco, quien en su paso por Georgia al inicio de la gira de tres días por el Cáucaso que concluyó ayer había asegurado que el mundo está "sediento de paz". "Que el Cáucaso se vuelva una puerta a la paz", pidió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico