El Parque Nacional Nahuel Huapi desde una bicicleta

Existe una a actividad ligada al segmento del Turismo Activo, que crece cada vez más y gana adeptos entre residentes y turistas: el ciclismo de montaña. Por lo que hoy en día comenzó un gran desarrollo de senderos en los parques nacionales argentinos, como el Nahuel Huapi.

El parque nacional Nahuel Huapi, que comprende áreas vinculadas a San Carlos de Bariloche, Villa La Angostura, Villa Llanquín, Villa Traful y Villa Mascardi, tiene una importante infraestructura para cicloturismo, con algo más de 50 kilómetros de senderos muy bien señalizados y con medidas de seguridad.

La iniciativa es llevada adelante por la Administración de Parques Nacionales (APN), en conjunto con la Asociación Argentina de Ciclismo de Montaña (AACM), en los distintos espacios verdes bajo su jurisdicción.

En este espacio natural, que es un reservorio de los bosques y estepas patagónicas y altoandina, hay cuatro sendas para ciclistas con distinto grado de dificultad y una especial excursión náutica que permite combinar el paseo en forma embarcada.

Los recorridos en bicicletas de montaña por el Parque Nacional Nahuel Huapi permiten acceder a una travesía de dificultad media de unos 20 kilómetros por el antiguo camino rural que acompaña en paralelo al río Manso inferior, ante la imponente presencia del Cerro Bastión.

La zona centro del parque incluye un viejo trazado de la ruta 237, que se desarrolla en unos ocho kilómetros de baja dificultad por la margen este del Lago Guillelmo.

Bariloche cuenta con un circuito diseñado sólo para ciclistas con experiencia en "mountainbike", que comienza en Villa Catedral y culmina en la seccional Lago Gutiérrez, tras recorrer unos diez kilómetros con difíciles curvas y pendientes.

Los 12 kilómetros que hay entre el puerto de Villa La Angostura y el Bosque de Arrayanes, que recorren toda la península de Quetrihué, desde donde se logran vistas singulares del Lago Nahuel Huapi, es otro de los senderos adecuados y cuidados por la APN y la AACM.

El presidente de la AACM, Aníbal Bacigalupo, señaló: "la idea es identificar los senderos más utilizados por los habitantes del lugar y por los turistas, que cada vez se vuelcan al uso de las bicicletas de montaña para desplazarse, y brindarles un cuidado y normas y reglamentaciones que los hagan más seguros y didácticos.

Bacigalupo dijo que en esta tarea "es fundamental el apoyo de la APN, con quien trabajamos desde 2014", y subrayó que el constante aumento de la afluencia de turistas "fue el motor que nos impulsó a fomentar las actuales normas y reglamentaciones".

Asimismo advirtió que este circuito "se puede recorrer en ambos sentidos, siempre teniendo en cuenta el uso compartido de la senda con peatones y las dificultades en sectores empinados que pueden provocar accidentes".

"El objetivo de nuestra tarea conjunta es categorizar los senderos por niveles de dificultad y aprovechar la experiencia de los habitantes de la zona, que conocen muy bien esos caminos, para que sean los más accesibles y menos peligrosos para los turistas", remarcó el directivo.

El titular de la AACM afirmó que "también estamos trabajando en la Ruta de los Siete Lagos, que en ambos sentidos es utilizada para travesías individuales y colectivas para unir las ciudades de San Martín de los Andes y Villa la Angostura".

El éxito del desarrollo de los senderos para recorridos en bicicleta de montaña impulsó la realización de estudios para ampliar la red y para hacerlos compatibles con la presencia de peatones.

En ese sentido, Bacigalupo destacó que el objetivo "es desarrollar estos senderos en todo el país y posicionar a Argentina como uno de los mejores lugares del mundo para andar en bici por la montaña".

Por último, se refirió a la situación del Parque Nacional Lanín, otro espacio en el que la APN y la AACM lograron importantes avances en los últimos años en el desarrollo de ciclovías y que en la actualidad "son el mejor reto para los amantes del mountainbike en las modalidades descenso, cross country y cicloturismo".

Las cuencas de los lagos Lacar, Lolog, Curruhue y Huechulafquen cuentan con caminos rurales que pueden ser utilizados por los ciclistas que decidan transitar por ellos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico