El Patagónico conmemora hoy la antesala de sus bodas de oro siendo el medio líder de la región

Más de 500 mil lectores únicos mensuales hacen de El Patagónico el medio líder del sur argentino. Siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de comunicar, el desafío es seguir creciendo con diversas actividades e iniciativas, previamente a los 50 años de uno de los medios de comunicación más importantes de la Patagonia.

En 30 de junio de 1967, cuando El Patagónico lanzaba su primera edición solo existían las antiguas y olvidadas máquinas de escribir; libretas y biromes que registraban cada hecho de la mano de un avezado periodista que debía caminar más de lo que escribía; y antiguas máquinas que hacían que imprimir un diario sea un trabajo de hormiga, al igual que conseguir información y más cuando esta cruzaba los límites de la ciudad.
Los tiempos cambiaron y el avance tecnológico hizo que el ejercicio periodístico sea diferente.
El Patagónico logró adaptarse a estos cambios y a sus 49 años es el medio líder de la región con una plataforma online que lidera la cantidad de visitas en la Patagonia, y un formato papel que resiste al paso del tiempo en base a calidad informativa.
Solo el último mes este medio registró más de medio millón de lectores únicos, principalmente de la franja etaria de entre 35 y 44 años, pero con una buena captación de jóvenes de entre 18 y 24 años, lo que marca que el medio está a la vanguardia de las comunicaciones a partir de su desarrollo en las principales redes sociales.

ENTRE LA HISTORIA Y LA VANGUARDIA
Esta historia de crecimiento sostenido y desarrollo tuvo su primer paso en 1998, cuando El Patagónico decidió incursionar en internet, con un formato simple que atrapó a los lectores, y que de alguna forma marcó una bisagra con los tiempos de papel y birome, período que hoy recuerda con nostalgia Julia Koszel, la administrativa que ha vivido junto al diario los últimos 41 años.
"Eran otros tiempos, hoy está más moderno todo. Antes los periodistas salían con un papelito y una birome y hoy salen con sus celulares, grabadores. Era distinto, más romántico, ahora es más rápido llegan las noticias, antes había que buscarla", recordó, asegurando que también era distinta la relación con la gente.
Juan Carlos Rial, hoy gerente operativo, quien trabaja en el diario desde hace 15 años, coincide con la histórica recepcionista. "Son tiempos distintos. Personalmente creo que con la web el diario se acercó muchísimo a distintos sectores y ciudades. La redacción fue creciendo y en los últimos años explotó. Hoy llegamos al mundo", sostuvo.
Tal como dice Juan Carlos, hoy El Patagónico traspasa ciudades y fronteras. Según las estadísticas, en la actualidad solo el 50% de los lectores son de Comodoro Rivadavia, y el resto se distribuye en distintas ciudades de la Patagonia y el país, siendo Buenos Aires uno de los puntos fuertes de impacto a partir también de la difusión de las noticias a través de C5N, el canal de noticias de Grupo INDALO.
El desafío en la antesala de los 50 años es continuar creciendo, con un equipo de más de 25 periodistas, fotógrafos, choferes, diseñadores, armadores, agentes comerciales y administrativos. Consolidando el sitio web y la incursión en dispositivos 2.0. Y renovando también la versión impresa, con una mejor edición que combine calidad de imagen y rigurosidad informativa, baluarte que se supo conseguir a lo largo de la historia y ratificar en las últimas dos décadas.
Además en el marco de las bodas de oro se realizarán diversas actividades e iniciativas, desde publicaciones hasta nuevas experiencias, por supuesto siempre respetando lo que dictó Roque González, su fundador, en la editorial de aquella mañana de 1967 cuando salió el primer ejemplar: "No hemos de ser un reflejo frío del acontecer diario, sino que anhelamos convertirnos en receptáculo y voceros auténticos de las inquietudes y aspiraciones del sur argentino.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico