El peón rural desaparecido tenía un balazo en la cabeza

El caso del peón rural oriundo de Chubut que estuvo desaparecido varios días en un campo del suroeste santacruceño y fuera hallado el jueves sin vida, tuvo un giro inesperado. La autopsia determinó que recibió un disparo en la cabeza.

Caleta Olivia (agencia)

El cuerpo de Enrique Rogel había sido trasladado a la morgue de Río Gallegos y la primera hipótesis daba cuenta de que habría muerto al caerse de su caballo que lo arrastró al quedar con uno de sus pies trabado en el estribo cuando iba desde el casco de la estancia "Sofía" hacia uno de los puestos del mismo establecimiento ganadero.
El caso tuvo un giro inesperado luego de conocerse los resultados de la autopsia ya que el cuerpo de forenses constató que en su cabeza tenía un orificio de entrada y salida, ocasionado por un balazo.
El portal digital Ahora Calafate indicó que el examen forense fue practicado el viernes a la mañana y que el resultado se mantuvo en reserva hasta las primeras horas de ayer, en función de las órdenes que pudieran emanarse desde el Juzgado de Instrucción de Río Turbio.

OPERATIVOS

Como consecuencia de ello, la policía inició diferentes diligencias en campos de la estancia Sofía, tanto en el casco del establecimiento rural como en el sector donde el jueves a la tarde fue encontrado el cuerpo y en el trayecto por donde lo arrastró su caballo, pero no surgieron novedades sobre la búsqueda de un arma de fuego.
Los investigadores señalaron que no aún no podía precisarse si se trató de un homicidio o un suicidio, pero no descartaron allanamientos y la posibilidad de que alguna persona fuera demorada en el operativo que ayer continuaba en la mencionada estancia, distante a 130 kilómetros de la localidad de 28 de Noviembre.
El cuerpo de Rogel, que tenía 29 años y era oriundo de la localidad chubutense de Lago Puelo, fue encontrado a unos 18 kilómetros del casco del establecimiento, en dirección al puesto "El Cuadro", luego de estar varios días desaparecido. Antes de ello se había hallado su caballo que aún tenía puesta la montura y presentaba signos de deshidratación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico