El petróleo se desplomó un 6%

Los precios del crudo borran buena parte de las ganancias de la semana pasada, luego de que Irak anunció una producción récord de crudo en diciembre que ingresará a un mercado ya sobreabastecido.

"La noticia de que Irak probablemente alcanzó un nuevo récord de producción exacerba la percepción de exceso de suministros", dijo Hans van Cleef, economista senior de energía en ABN Amro en Amsterdam.

En este marco, explicó que "el exceso de oferta mantendrá a los mercados deprimidos y los precios bajos, y por el otro lado las posiciones cortas son excesivas".

El crudo perdió prácticamente la mitad de lo ganado en su espectacular aumento de casi 10% del viernes tras haber bajado a niveles históricos desde el comienzo del año.

"Asistimos a movimientos especulativos tras una caída a niveles sin precedentes en 12 años" pero "esta semana se abre con varios elementos que reaniman los factores que originaron la caída", sintetizó Gene McGillian, de la firma Tradition Energy.

Pocos llegaron a creer que el mercado estaba en condiciones de emprender un alza permanente debido a la sobreoferta de la producción de la OPEP, Estados Unidos y Rusia y las crecientes dudas sobre la demanda de China, el mayor comprador mundial de oro negro.

Por lo pronto Aramco, la petrolera pública de Arabia Saudita, "continuará financiando proyectos sin ninguna reducción de sus inversiones", advirtió McGillian.

Esa estrategia de Arabia Saudí, el mayor productor mundial de oro negro y líder de la OPEP, no permite entrever una reducción de la oferta mundial. Ya a fines de año, la OPEP renunció a comprometerse a fijar metas de producción, según publica Ámbito.

"Parece poco probable que haya un acuerdo entre productores ajenos a la OPEP, y una reunión de urgencia del cártel no haría más que debilitar aún más al mercado si no hay 'voluntad de cambio'", según comentó Tim Evans, de Citi, haciendo alusiones a unas declaraciones del ministro iraní del Petróleo.

Desde el ángulo de la demanda, el mercado tampoco encuentra datos alentadores.

"La inquietud por la economía china se reavivó por el anuncio de la merma en el consumo de diésel" en diciembre por cuarto mes consecutivo, apuntó McGillian.

"La cuestión ahora es saber si seguirá bajando a sus mínimos históricos (...). Y por el momento, nada parece poder impedir eso", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico