El policía asesinado en El Palomar fue por cinco años bombero en Comodoro

El cabo de la Policía Federal Miguel Cruz fue asesinado el martes a la noche durante un intento de robo en la localidad bonaerense de El Palomar. También era bombero, tarea que comenzó en esta ciudad antes de cumplir los 18 años. Desde 1999 hasta 2003 se desempeñó en el Destacamento 3 del barrio Mosconi. Sus compañeros lamentaron la pérdida irreparable.

Otro duro golpe enfrentan los bomberos de Comodoro Rivadavia y en especial los integrantes del Destacamento 3 al conocer el fallecimiento de Miguel Cruz (35), en Buenos Aires. Era otro compañero que dio sus primeros pasos como voluntario en el cuartel del barrio Mosconi.
El 20 de marzo la familia bomberil ya había atravesado momentos muy difíciles con la muerte de Luis Gramajo, también de 35 años, quien falleció cuando combatía un incendio en un bar del céntrico.
Cruz residía en la localidad bonaerense de El Palomar, partido de Morón, pero mantenía un frecuente contacto con sus camaradas a través del grupo de whatsapp del Destacamento 3.
Al enterarse de la infausta noticia sus amigos del cuartel de Kilómetro 3 lo recordaron con un profundo pesar. En la página de Bomberos de la red social Facebook señalaron: "con todo el dolor del alma hoy volvemos a despedir a un hermano bombero Miguel Cruz, quien dio sus primeros pasos en nuestro cuartel por 1999 ingresando como cadete hasta que el destino lo llevó a la ciudad de Buenos Aires para ingresar en la Policía Federal Argentina".
En la noche del martes en un intento de robo le arrebataron la vida. "Con todo este dolor y angustia queremos acompañar a su señora, Marianela, su pequeña hija Martina, a su familia de los cuales tenemos los mejores recuerdos y a nuestros camaradas Bomberos Voluntarios de Morón destacamento 1, donde actualmente prestaba servicio. A todos ellos que el Señor les dé paz y resignación para enfrentar tan duro golpe".
Sus compañeros comentaron a El Patagónico que Miguel ingresó antes de los 18 años a los bomberos cuando su padre tuvo que prestar servicios en la Fuerza Aérea. Vivió varios años en Kilómetro 3, donde permaneció hasta 2003.
A los 18 años comenzó a asistir al combate de incendios. En forma paralela se convirtió en animador de programas de radio, espectáculos privados o fiestas, un oficio que ejercía hasta en la actualidad.
Incluso, estuvo por viajar en febrero último a esta ciudad para participar de la fiesta de los 20 años del Destacamento 3, pero al nacer su hija tuvo que cancelar ese viaje. Sus compañeros tenían previsto distinguirlo por su labor y el destino lo postergó. Ahora los bomberos de Kilómetro 3 no encuentran explicación ante semejante pérdida.

EN LA PUERTA
DE SU CASA
Miguel era cabo primero de la Policía Federal y fue asesinado el martes por la noche frente a la puerta de su casa en la calle Chanas 2244, en El Palomar. Eran cerca de las 22 cuando regresaba a su casa luego de su jornada laboral en la comisaría 43 de Capital Federal.
Como todos los días, Cruz subió su Volkswagen Gol Trend a la vereda cuando fue sorprendido por al menos un delincuente armado que lo amenazó con intenciones de robarle el auto.
Cruz estaba vestido con ropa de civil, pero se identificó como policía y mostró su pistola calibre 9 milímetros reglamentaria. Entonces se originó un intenso tiroteo.
El suboficial llegó a vaciar el cargador de la pistola para defenderse del ataque.
Sin embargo, recibió un balazo en el tórax del lado izquierdo que terminó con su vida. La muerte del efectivo conmocionó a esa comunidad que también lo conocía por su labor como bombero voluntario del Destacamento 1 de El Palomar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico