El precio del petróleo volvió a caer un 5%

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó ayer un 5,75% y cerró en 30,34 dólares el barril, siguiendo la tendencia que ha tenido desde hace más de un año por el exceso de oferta en el mercado, en tanto el crudo Brent para entrega en marzo terminó en el mercado de futuros de Londres en 30,50 dólares, un 5,22% menos que al cierre de la sesión anterior.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en marzo bajaron 1,85 dólares respecto del cierre anterior.
El crudo WTI, el petróleo de referencia en Estados Unidos, cerró la semana pasada con un avance del 9,42%, pero, según los analistas, de nuevo recuperó ayer la tendencia a la baja que viene registrando por una oferta mucho mayor a la demanda.
El mercado también está pendiente de la reunión de la Reserva Federal de esta semana y las decisiones que puedan impactar en el valor del dólar, la moneda utilizada preferentemente para la compraventa internacional de productos energéticos.
El alto valor del dólar está elevando la factura de los países que dependen de la importación de crudo para satisfacer sus demandas energéticas, lo que puede generar también una reducción de la demanda.
El WTI cerró el año pasado con un precio de 37,04 dólares el barril, y el mínimo de este año anotado hasta ahora fue de 26,55 dólares, el pasado 20 de enero. Hace dos años para estas fechas el WTI estaba ligeramente por debajo de los 100 dólares el barril.
El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures con un retroceso de 1,68 dólares respecto de la última negociación, cuando finalizó en 32,18 dólares.
El precio del crudo europeo volvió a caer, tras haber repuntado un 10,01% el viernes, después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sugirió que no tiene previsto rebajar su nivel de producción de forma unilateral.
El secretario general de la organización, Abdalá El-Badri, dijo en Londres que el problema del exceso de oferta global, que asfixia al mercado y ha derrumbado los precios un 70% en año y medio, se debe solucionar con la colaboración de todos los países productores.
En opinión de El-Badri, el incremento del bombeo en países externos a la OPEP desde 2008 es el principal responsable de la actual saturación, por lo que el cartel no tiene intención de reducir su producción si no lo hacen también sus competidores.
Algunos miembros de la OPEP, como Venezuela y Nigeria, han llamado en los últimos días a convocar una reunión extraordinaria del grupo para revisar su estrategia y espolear los precios al alza.
Arabia Saudita y sus socios del Golfo, que controlar las decisiones en la OPEP, no han dado muestras sin embargo de que quieran cambiar la hoja de ruta que han seguido en los últimos meses.
Según los analistas, los principales productores de la OPEP mantienen su bombeo por encima de lo que el mercado puede absorber para que los bajos precios dañen a competidores como la industria del esquisto en Estados Unidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico