El primer semestre cerró con un déficit fiscal del 1,5% del PBI

Ese déficit se vio atenuado con el ingreso de 43.000 millones de pesos provenientes del proceso de Exteriorización de Bienes y Capital, más conocido como blanqueo, que se concretó durante el primer trimestre del año. Así lo evaluó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El Gobierno nacional cerró el primer semestre del año con un déficit de 144.285 millones de pesos, equivalentes a 1,5 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI), anunció ayer en conferencia de prensa el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.
El funcionario dimensionó que este nivel de pérdida en las cuentas del Estado nacional "representa un déficit en torno al 1,5 por ciento del PBI en la primera mitad de 2017, cuando para todo el año tenemos previsto que sea, como máximo, del 4,2 por ciento".
Gran parte de esa mejora en las cuentas del Estado estuvo relacionada con el ingreso de 43.000 millones de pesos provenientes del proceso de Exteriorización de Bienes y Capital, más conocido como blanqueo, que se concretó en el primer trimestre del año.
Dujovne desestimó que ese haya sido un ingreso "extraordinario", porque "era algo que estaba contemplado en el Presupuesto" y destacó que la meta de déficit fiscal máximo de 4,2 por ciento "como mínimo, se va a cumplir" y se harán "todos los esfuerzos posibles para que sea menor".
El ministro explicó que ayudó a bajar el déficit fiscal una reducción en los gastos del Estado, entre ellos, un recorte del 5 por ciento en los subsidios a las tarifas de servicios públicos.
La reducción del rojo fiscal también fue posible por "una serie de gastos corrientes, que nada tienen que ver con programas sociales, a partir de la realización de licitaciones transparentes" que permitieron "un ahorro en los gastos que día a día hace el Estado".
El menor déficit, además, está relacionado con los gastos de las empresas públicas, que entre enero y julio presentaron una caída del 27 por ciento nominal.
Dujovne destacó que este resultado se obtuvo "sin frenar los pagos o los giros" a proveedores o provincias, e incluso "con un récord en el pago de las devoluciones" de impuestos a los exportadores e industrias.
Para este año está previsto que las cuentas del Estado cierren con un déficit de 4,2 por ciento sobre el PBI, de 3,2 por ciento para 2017, y de 2,2 por ciento en el 2019, con una inflación en torno al 5 por ciento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico