El prisionero que se niega a abandonar la cárcel

Muhammad Bawazir ha pasado los últimos 14 años de su vida recluido en la prisión estadounidense de Guantánamo, en Cuba.

Bawazir tuvo la oportunidad de montarse en un avión y abandonar el penal para siempre, como hicieron otros dos presos, pero decidió quedarse.

Este yemení, de 35 años de edad, rechazó la oferta de reestablecerse en un país que había aceptado acogerlo, porque allí no había ninguno de sus familiares. La decisión dejó perplejo a su abogado, John Chandler, quien dijo haber pasado meses intentado persuadirlo.

El caso de Bawazir ha tomado relevancia justo cuando se cumplen siete años desde que el presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó una orden ejecutiva para cerrar la prisión de Guantánamo, el 22 de enero de 2009.

Bawazir llegó a Guantánamo a los 21 años de edad, tras haber sido detenido en Afganistán.

En 2008, bajo la presidencia de George W. Bush, se aprobó su liberación pero no pudo ejecutarse debido a la negativa de Washington de enviar prisioneros a Yemen por temor a que algunos de ellos volvieran a representar una amenaza para EE.UU. Ahora no se le puede enviar a ese país porque está sumido en una guerra civil, recuperó MinutoUno.com.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico