El programa "La Casa" tendrá su sede propia en el Quirno Costa

El intendente Carlos Linares adelantó ayer que se trabaja para que el programa de la Dirección de Género "La Casa" tenga un espacio propio en proximidades de la vecinal del barrio Quirno Costa, en función de la cesión de un edificio que pertenecía a una sociedad civil.

"Nos cedieron un lugar que iba a ser una guardería para la policía. Ese sitio fue transferido por la ONG de Margarita Diz al municipio, ahora lo vamos a recuperar y en 25 días se sacarán los pliegos; es un lugar más amplio y antes de fin de año estará habilitado", dijo el jefe comunal.
Asimismo, reconoció que el predio que estaba destinado a La Casa, ubicado sobre calle Salta, se irá reciclando con la idea de poner una delegación de tierras en ese lugar. Valoró que se trate de un lugar céntrico para la atención de las mujeres que demandan intervención por casos de violencia y comentó que ahora se deben hacer reparaciones, a la vez que se analizará si será necesario construir un refugio o no.
Esta nueva definición vino a colación de que en octubre de 2013 se otorgó un terreno en el barrio 9 de julio para que en 2014 comenzara la construcción del refugio de La Casa, un programa perteneciente a la Dirección de Género que trabaja desde hace 19 años con mujeres que son víctimas de la violencia. En ese momento se anunció que la construcción del edificio propio sería en breve, recordando que desde sus comienzos funcionó en diferentes edificios alquilados a tal fin. El terreno había sido gestionado en su momento por la directora del programa, Marta Rueda, que se jubiló en 2014 y luego continúo esa oficina a cargo de Alejandra Valencia, quien falleció hace pocos meses.
El servicio que se ofrece desde "La Casa" es la atención a mujeres víctimas de violencia doméstica, donde se interviene con entrevistas individuales, se brinda asesoramiento legal, acompañamiento social, se contiene a quienes concurren a realizar consultas y se planifica en conjunto un nuevo proyecto de vida sin violencia.
Las personas que se acercan a La Casa lo hacen por iniciativa propia, o bien derivadas desde otras áreas, como Defensoría, Policía de la Mujer, centros de promoción barrial, centros de Salud y asociaciones vecinales.
Para aquellas mujeres que están expuestas a situaciones de amenazas, existe un refugio-alojamiento en donde pueden ubicarse, por un período indeterminado, con sus hijos para protegerse, fortalecerse, pensar y decidir cómo continuar con sus vidas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico