El proyecto de "sinceramiento fiscal" ingresará a Diputados la semana próxima

"Para poder pagar todas las deudas con los jubilados queremos cobrarle un impuesto a los que más tienen, a los que han evadido impuestos en los últimos años", manifestó el presidente Mauricio Macri.

El Gobierno enviará la semana próxima al Congreso el proyecto de Ley de "Sinceramiento Fiscal" con el cual buscan repatriar los dólares no declarados ante el fisco que los argentinos tienen en el exterior o bajo el colchón, y que serán utilizados para el pago a los jubilados que tienen en marcha juicios por reajustes de haberes o que se encuentren en situación de llevarlos adelante.
El presidente, Mauricio Macri, confirmó que se abrirá un nuevo blanqueo de capitales para los depósitos argentinos no declarados en el exterior. "Para poder pagar toda las deuda con los jubilados queremos cobrarle un impuesto a los que más tienen, a los que han evadido impuestos en los últimos años, que junto con los recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS, con esas dos vertientes, vamos a tener los fondos que nos permitan cumplir con las cosas que hemos dicho", manifestó. Actualmente en el FGS hay $750.000 millones.
"Hay miles de millones de dólares de argentinos que están en el exterior que se los llevaron porque no confiaron en el Estado. Necesitamos que nos acompañen, que sean parte de esta nueva etapa. Los invitamos a hacer un sinceramiento fiscal y repatriar estos fondos, como lo impulsa, promociona o estimulan los principales organismos internacionales, como la OCDE, ONU y el Banco Mundial, que proponen que se hagan estas herramientas para transparentar y comenzar una etapa donde todos pongamos lo que tengamos que poner", agregó.
"Necesitamos que todos apostemos. Ya no tenemos un gobierno que viene poner palos en la rueda, que vienen a estafarnos. Tenemos un Gobierno que vienen a decirnos la verdad y a cuidar a cada uno de los argentinos", indicó el líder del PRO. "Todos los días estamos dando pequeños pasos en la dirección correcta y aumentando la confianza", aseveró, y agregó: "Estoy convencido que con estas herramientas vamos a cerrar un capítulo muy doloroso, que no es una cuestión de dinero, sino de dignidad y respeto".
Según adelantaron fuentes cercanas al Gobierno, la iniciativa -que entre el lunes y el martes ingresará por la Mesa de Entrada de la Cámara de Diputados- establece que quienes ingresen una cifra equivalente hasta $305.000 estarán exentos del pago de una alícuota. En tanto, los que ingresen hasta $800.000 pagarán 8% y, por encima de esa cifra, el 10%.
El proyecto tiene previsto un vencimiento inicial para fines de año y luego quedará abierto hasta el 31 de marzo de 2017, aunque con una alícuota 5 puntos mayor, del 15%. En el caso del blanqueo para propiedades, la tasa será del 5 por ciento, dijeron las fuentes.
Según las fuentes, el blanqueo se podrá hacer dejando la plata en el exterior o registrándola en una entidad financiera local, por medio de dos vías: un depósito en efectivo en una cuenta -con dinero que quedará inmovilizado hasta que termine el plan- o por la suscripción de dos bonos: uno a 3 años que no devengará interés u otro a seis años, con uno que otorgará un rendimiento del 5% anual a partir del cuarto año.

ULTIMA OPORTUNIDAD

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, afirmó que el blanqueo de capitales "es una última oportunidad" de repatriar los fondos no declarados en el exterior porque "desde enero los vamos a ir a buscar". Aclaró que los funcionarios podrán hacer uso de esa posibilidad.
"Es la primera vez que se premia a los que siempre estuvieron al día, ya que quienes exterioricen capitales deberán pagar 10% en los primeros meses y después, 15%", explicó el ministro.
A partir de enero de 2017 entrará en vigencia un acuerdo de intercambio de información entre los países de la OCDE, con lo cual el Gobierno podrá contar con herramientas para rastrear fondos no declarados en el exterior.
"La Argentina tendrá acceso a información en 48 países del mundo, y será difícil para el argentino que no está en regla esconder la plata. Le ofrecemos esta última oportunidad porque desde enero, la AFIP tendrá todos los instrumentos que nunca tuvo para preguntar dónde está el dinero", dijo Prat Gay.
Consultado sobre la posibilidad de que los funcionarios se acojan al blanqueo, Prat Gay dijo que será "para todos". "Los funcionarios tienen la obligación de presentar sus declaraciones juradas, si alguno quiere aprovechar esta oportunidad después le tendrá que explicar a la sociedad cómo fue que se multiplicó su patrimonio", aseveró.
Los dichos de Prat Gay se dan luego de que el presidente Mauricio Macri rectificara su DDJJ de bienes, en la que reconoció que posee una cuenta en Bahamas, isla considerada un paraíso fiscal, con $18 millones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico