El pueblo de Cañadón Seco impulsa un "pacto social antipiquetes"

Cansados de los bloqueos en el acceso a Cañadón, el pueblo se encuentra en estado de alerta y movilización en contra de los intentos de bloqueos. Proponen condena social para los piquetes en cuanto "resultan violentos, intimidatorios y lesivos a los intereses individuales y colectivos".

Los integrantes del Consejo Comunal de Contingencia de Cañadón Seco, Instituciones, organizaciones representativas de la comunidad, organismos públicos, autoridades comunales, profesionales y trabajadores de la salud, comerciantes, estudiantes, docentes, trabajadores de todas las actividades, realizaron un llamamiento colectivo contra los recurrentes cortes de ruta y bloqueos a la actividad laboral, social, económica e industrial.

Para los vecinos, los bloqueos violan derechos y garantías constitucionales individuales y colectivas, privan ilegítimamente de la libertad con el uso de la fuerza y la intimidación y toman de rehenes a ciudadanos de todas la comunidades de la zona norte de nuestra provincia.

A través de un documento, el consejo expresó el acuerdo con el reclamo no obstante, advierten: "Pronunciamos nuestra absoluta e inapelable condena popular a los bloqueos paralizantes de rutas y accesos diversos que ponen en grave riesgo los intereses de miles de habitantes de todas las poblaciones que se vinculan a través de las mismas".

Para avanzar en un estado de paz social, las organizaciones y personas firmantes hacen un llamado del Presidente Comunal de Cañadón Seco a impulsar y convenir, con todas las representaciones institucionales, sociales, políticas y gremiales de la zona norte de la provincia, un pacto social institucional de convivencia pacífica, conciliación y armonización de las relaciones de todos los actores sociales.

En este marco, se impulsa la supresión, como metodología de reclamo, de este tipo de procedimientos de bloqueo de ruta que constituye un verdadero golpe a la columna vertebral de la gente, que provoca daños y perjuicios irreversibles al conjunto de la sociedad santacruceña y que es hoy rechazado por la mayoría de los ciudadanos de la misma en tanto y en cuanto resultan violentos, intimidatorios y lesivos a los intereses individuales y colectivos.

Por esta causa, se declara el estado de alerta y movilización popular contra todo acto de bloqueo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico