El que intentó subir a la fuerza a una niña a un coche en Km 3 también tenía barba

La policía está alerta en todo el ejido de Comodoro Rivadavia, dado que ayer se registró el cuarto caso en sólo ocho días de un intento de rapto de un niño cerca de una escuela. Esta vez la víctima fue una nena de 12 años, que a metros de la Escuela 43 del barrio Mosconi intentó ser subida a la fuerza a un auto por un hombre de unos 50 años con barba y tez morena. La Brigada de Investigaciones analiza las cámaras de seguridad en el sector.


La policía recibió ayer una cuarta denuncia en menos de ocho días sobre un intento de rapto de un menor de edad. Pasadas las 11, una nena de 12 años fue víctima de un depravado de unos 50 años que la intentó subir por la fuerza a un Ford Focus de color dorado, con vidrios oscuros. Sucedió a metros de la Escuela 43 del barrio Mosconi.
Según el alerta recibido por los policías de la Comisaría Mosconi, el Ford Focus tenía como característica en su parabrisas una franja dorada. Inmediatamente se alertó de la situación al Centro de Monitoreo para observar las cámaras más próximas a la escuela. Sin embargo, en la visualización de dos de ellas, ubicadas en la avenida Tehuelches, no se obtuvieron resultados.
Lo que sí se puede establecer a partir del testimonio de los niños que intentaron ser secuestrados en Diadema el viernes de la semana pasada, dos en el barrio San Cayetano el martes último y ayer en Kilómetro 3, es que el sospechoso tiene barba y es de tez morena.
La Comisaría de Mosconi ayer le dio intervención a la Brigada de Investigaciones que por la tarde buscaba registros de cámaras de seguridad privada en procura de determinar las características del vehículo sospechoso y de su conductor.
Como se señaló, se trata del cuarto intento de secuestro de un niño. Tal como informó este diario, el viernes 30 de setiembre un nene de once años fue tomado de la mano por un hombre en el barrio Diadema, sobre la calle San Martín y a metros de la comisaría, en un sector denominado como "Los Chapones".
El niño que volvía del colegio logró zafarse de las manos del desconocido que tenía una cicatriz en la frente del lado izquierdo y un buzo con capucha de color rojo.
Llegó corriendo y llorando hasta su casa en donde le contó a su madre lo que le había pasado. De ese modo, la mujer radicó la denuncia en la comisaría y se comenzó a trabajar en el terreno buscando al autor.

UNA CAMIONETA NEGRA
Mientras se trabajaba en el caso de Kilómetro 27, el martes una niña de 11 años intentó ser raptada en la avenida O'Donell, en el barrio San Cayetano, cuando caminaba junto a su hermanito de 9 años hacia el Instituto Cristiano "Hijos del Altísimo", ubicado a metros de "La Saladita".
Un hombre que conducía una camioneta negra con vidrios polarizados intentó hacer subir por la fuerza a la nena a una camioneta, pero el niño se colgó de las ropas de su hermana justo en el momento del forcejeo y el depravado debió desistir de la maniobra ya que se aproximaban dos transeúntes.
Los niños corrieron asustados y les dieron aviso a los dos hombres que justo pasaban por el lugar y estos los llevaron hasta el Instituto Cristiano donde luego de tomar conocimiento de lo ocurrido llamaron a la policía de la Seccional Sexta. Luego la madre de los niños radicó la respectiva denuncia.
Mientras, el miércoles, cuando los efectivos de la comisaría del San Cayetano recorrían las escuelas del barrio informado a las autoridades educativas sobre la situación, se encontraron con un nuevo caso. Fue el de un niño de 11 años que camino a la Escuela 209 fue perseguido el martes al mediodía por un individuo que se desplazaba en una camioneta negra con vidrios polarizados. Cuando el depravado lo encerró con la camioneta, el nene corrió en dirección contraria y se resguardó en la casa de un compañerito.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico