El recuerdo de Pappo sigue vivo a 11 años de su muerte

Falleció el 25 de febrero de 2005 en un accidente con su moto en la ruta 5.

Norberto "Pappo" Napolitano se convirtió en un ícono del rythm & blues en la Argentina tras dejar su huella en bandas señeras en el rock local como Los Abuelos de la Nada o Los Gatos, fundador de Pappo's Blues, en la década del '70, y Riff, en la del '80, el músico diseñó un estilo tan particular para tocar la guitarra que cautivó al mismísimo B. B. King, quien lo invitó a tocar con él, en el Madison Square Garden de Nueva York, allá por los '90.

Nació el 10 de marzo de 1950. Con apenas 18 años se sumó al incipiente proyecto que capitaneaba Miguel Abuelo y que luego derivó en Los Abuelos de la Nada. Por esos días compartió como invitado algunos shows de una banda que empezaba a crecer: Manal. También participó en la grabación de un disco para el sello Mandioca, en el que intervinieron, entre otros, Luis Alberto Spinetta, Edelmiro Molinari y Rodolfo García.

pappo 2.jpg

A los 19, Pappo es convocado por Lito Nebbia para integrarse a Los Gatos, tras la salida del guitarrista Kay Galifi. Participó de dos discos; "Beat nro. 1" y "El rock de la mujer perdida"; luego, en 1968, Carlos Bisso lo sumó a su Conexión Nro. 5 por la que también pasaron Carlos Franzetti y David Lebón.

Junto a dos figuras emergentes de la música rock como David Lebón y Black Amaya, el músico ideó para principios de los '70 el nacimiento de Pappo's blues, la primera banda en la que pudo advertirse su sello distintivo.

En 1977 se reunió con el ex Manal Alejandro Medina y el baterista brasileño Rolando Castello junior, con los que formó Aeroblus, con el que editaron un disco, de un rock mucho más duro que preanunciaba la siguiente movida del Carpo.

Pappo en Madison

El músico experimentó un largo período de vacaciones en Europa. Inclusive cobró estado público una anécdota en la que su amigo por aquel entonces, el también guitarrista Botafogo Vilanova (Durazno de Gala), lo reemplazó con su nombre en un show brindado en España.

Pappo retornó a la Argentina y encabezó un ambicioso proyecto. Se unió a Vitico (bajo), Michel Peyronel (batería) y Boff Serafine (guitarra rítmica) y entre los cuatro le dieron vida, en los albores de los '80, a la banda Riff, que a lo largo del tiempo se volvería emblema en el heavy rock argentino.

Con la formación original, Riff pega un salto en 1992, cuando edita el CD "Zona de Nadie". Ya abocado a un estilo netamente más rutero (adquirido tal vez por Pappo en sus continuos viajes a Los Angeles), el grupo sorprende con canciones como "El Forastero", "Subite a mi voiture" o "Betty silicona", entre otras.

pappo.jpg

Entonces llegó el hito que entregó el espaldarazo que la carrera del "Carpo" merecía. A fines del '92, B.B. King o el llamado "Rey del Blues" se presentaba en el estadio Obras. Pappo's Blues era una de las bandas teloneras.

Así, Pappo se convirtió en referencia para bandas como Ratones Paranoicos o Los Piojos, ya instaladas en el ámbito del rock local. Volvió a juntar Riff y salió el disco "Que sea rock" (1997).

En la madrugada del 25 de febrero de 2005, el rockero, junto a su hijo Luciano, regresaban por la ruta nacional 5 desde Luján a una casa quinta ubicada en la zona de San Antonio, después de una cena en familia. Las motos en las que ambos circulaban se rozaron y Pappo perdió la estabilidad. Un automóvil que venía por el carril contrario lo arrolló.

Murió en el acto y su nombre y su música se volvieron toda una leyenda.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico