El Rottweiler ya está encerrado en el Dispensario Canino

Desde la Seccional Quinta de policía confirmaron que ayer a las 11:30 los propietarios del perro que mordió a María Ester Ojeda entregaron el animal al área municipal de Zoonosis. En un lapso de diez días será examinado. Por su parte, desde la Fiscalía visitaron a la mujer que continúa internada en el Hospital Regional.

Tal como adelantó El Patagónico, las autoridades policiales y municipales retiraron ayer al perro Rottweiler del domicilio de sus propietarios, ubicado sobre la calle Ricardo Torá al 3400, en el barrio Cerro Solo. Fue a las 11:30 cuando se presentó el personal de Zoonosis.
Una hora más tarde el perro ya se encontraba encerrado en el Dispensario Canino, donde permanecerá por diez días mientras los veterinarios municipales le practican los estudios de rigor para saber, por ejemplo, si padece rabia, detallaron las mismas fuentes oficiales.
En forma paralela, una representante del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD), dependiente del Ministerio Público Fiscal, se presentó en el primer piso del Hospital Regional, donde María Ester Ojeda se encuentra internada hace ocho días luego de ser atacada por el perro en la vía pública.
Hay que recordar que esa mañana del lunes 13 la mujer salía de su domicilio para cumplir con sus tareas religiosas y fue atacada por el peligroso can. El perro la derribó y le provocó lesiones graves en el brazo izquierdo y también en la cabeza donde le tuvieron que efectuar puntos de sutura.
María Ester todavía sigue internada y acompañada por sus familiares debido a que las distintas mordeduras le causaron infecciones en su miembro superior. El brazo le quedó destrozado y seguramente tendrá que ser sometida a cirugías.
Desde la Fiscalía ya solicitaron los datos filiatorios de la única persona que auxilió a la víctima, quien le quitó el animal de encima y la ayudó a llegar hasta su casa. Luego sus familiares la trasladaron al centro asistencial. El hombre es un vecino de la misma barriada que hoy será citado por la Justicia como testigo presencial del ataque del Rottweiler.
Es que el ataque que en principio fue tramitado como una contravención ayer pasó a la órbita penal debido a que Ojeda sufrió lesiones de carácter grave. Ahora la investigación quedará a cargo de un fiscal que continuará con las actuaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico