El rubro gastronómico fue uno de los más beneficiados

Los comerciantes coincidieron en que el Centro Comercial a Cielo Abierto fue una experiencia enriquecedora para todos. Aunque no manifestaron una suba en sus ventas lograron mostrar sus productos al público y atraer futuros clientes, resaltaron.
También sostuvieron que la propuesta sirvió para que comercios pudieran realizar diferentes ofertas. "Para nosotros fue una grata experiencia. Por ahí no tuvimos un gran crecimiento de ventas pero logramos generar un espacio entre todos que no tendríamos que perder este tipo de experiencias, se tiene que volver a repetir", afirmaron las vendedoras de la tienda Batik.
Mientras que Lucas Fueyo de la tienda Soho explicó que la jornada sirvió para que los comercios más chicos lograran hacer una pequeña diferencia con respectos a los locales más reconocidos.
Uno de los más beneficiados fue el rubro gastronómico que pudo extender sus servicios a las veredas donde cada negocio ofreció sus platos característicos, sumado a los descuentos de hasta el 20% si se abonaba en efectivo.
Asimismo, los comerciantes subrayaron que la experiencia se podría repetir para celebrar el Día de la Madre teniendo en cuenta que "la gente se adueñó de la San Martín" y se sugirió que la próxima edición se tendría que realizar sin el tránsito vehicular para seguridad de los más pequeños y para que las personas puedan disfrutar plenamente del Centro Comercial a Cielo Abierto.
"Es una buena iniciativa. Las ventas se mantuvieron no tuvimos mayores ingresos. Fue un día normal como cualquier sábado, pero fue diferente en el sentido que lo sentimos más nuestro. Esto tiene que continuar. No puede quedar acá", opinó Marcos González de la tienda Guapos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico