El rugbier atropellado por su novia esperaba un hijo con otra mujer

En las últimas horas la aparición de una ex novia de Genaro Fortunato que se encuentra embarazada le aportó a la historia una nueva hipótesis sobre el detonante que terminó con la vida del joven mendocino. En tanto, la atacante, Julieta Silva sigue detenida. Testigos del ataque aseguran que atropelló al joven dos veces.

La muerte de Genaro Fortunato conmocionó a toda la ciudad medocina de San Rafael. No solo porque era un joven rugbier de 25 años, sino porque fue embestido con el auto conducido por su novia Julieta Silva a la salida de un boliche, en la madrugada del sábado pasado. Una línea de investigación señala que la discusión comenzó por un llamado de la exnovia de la infancia que está embarazada de la víctima.

Según los testigos del bar "Mona", el joven mantuvo una discusión en la puerta con su pareja, identificada como Julieta Silva, quien luego se retiró y se subió a su auto Fiat Idea. En ese momento, Fortunato se acercó y se puso delante del vehículo de Silva, quien aceleró, lo arrolló y lo mató.

Según trascendió en medios locales, el conflicto entre la pareja se dio porque Fortunato iba a terminar su relación con Silva. El joven se había enterado de que iba a ser papá de su exnovia de la infancia. Se trata de Agostina Quiroga Aranda, que estuvo con el rugbier desde los 15 a los 23 años de edad.

"Lo único que te pido es que nunca nos abandones y seas el ángel de toda tu familia y en especial de tu hija. Te fuiste y me arrancaste un pedazo de mi corazón", publicó Quiroga, quien se despidió del joven y lo recordó en varias publicaciones en su Facebook. "Así eras vos. Siempre tan feliz, tan jodón, tan vos. Así quiero que te conozca Fran. Un pedacito tuyo quedó acá y estoy feliz de que sea yo quien lo dé", comentó la chica en otra foto que compartió, donde confirmó nuevamente la noticia del embarazo.

Por su parte, la conductora del Fiat fue trasladada detenida y quedó internada bajo custodia policial en el Hospital Schestakow, de San Rafael. En diálogo con el sitio Andino, el papá del rugbier, Miguel Ángel Fortunato, aseguró que no la conocía. "Esto es una cosa nueva", agregó sobre la mujer que advierte sobre el embarazo que dejo Fortunato.

"Genaro era un gran tipo, no sé si excelente. Estaba trabajando y siempre intentando cosas nuevas en todo. Era muy creativo y buen jugador de rugby, nada más", recordó el papá consultado sobre cómo era su hijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico