El sector automotriz confía en poder sostener el nivel de ventas de 2015

El mercado automotor se mantendría este año equilibrado en torno a las 600/650 mil unidades O Km vendidas a lo largo de 2015, de acuerdo a las primeras estimaciones que se animaron a realizar sectores vinculados a las concesionarias, las que afirman que será necesario pasar el primer trimestre para analizar cómo reaccionará la demanda a las nuevas variables del rubro y de la economía.

"2015 cerró por encima de las 643 mil unidades vendidas, un dato bastante bueno para como venía el año y que repuntó en el último trimestre ante la perspectiva de lo que finalmente se dio: una devaluación con aumento de precios", explicó un dirigente del sector que reiteró su perspectiva de un 2016 con "un año similar entre los 600 y 650 mil autos vendidos con cierta tendencia a la baja".

Los distintos actores de la industria recibieron con optimismo los anuncios del Gobierno referidos a la reducción de las alícuotas de impuestos internos para los modelos de gama media y alta, la liberación del acceso al mercado único de cambios que permitirá mayor agilidad en la importación de unidades y autopartes y el final de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación.

Este conjunto de medidas permitirá, aseguraron en su momento desde las terminales, mayor previsión y reglas de juego claras para intentar remontar el escenario de caída que se registra desde que en 2013 el sector alcanzó el año récord de la actividad con 955.000 patentamientos y los 791.000 unidades producidas en las terminales locales.

Si bien hay señales positivas para la recuperación del sector, los directivos de las concesionarias -que no son formadores de precios como insisten en resaltar- deseaban que la devaluación registrada a mediados de diciembre no impacte de lleno en los precios finales al público que verá, al menos, afectado su poder adquisitivo.

"Si las automotrices pretenden trasladar a precios toda la devaluación sin dudas va a repercutir en el nivel de patentamiento de los 0km y terminará afectando a un mercado interno que le permitió a la industria salvar el año ante el derrumbe de las exportaciones", afirmó una de las fuentes consultadas por la agencia Télam.

El empresario automotriz hacía referencia a las cifras de producción de 2015 que reflejaron una caída del 31 por ciento de las exportaciones de vehículos nacionales -casi exclusivamente por la caída de demanda brasileña- pero que tuvo su compensación a partir del sostenimiento de las ventas mayoristas a las concesionarias que apenas cayó un 0,1 por ciento.

Sobre el pedido del Gobierno a las automotrices para evitar el incremento de precios posdevaluación, las fuentes entendieron que con vehículos nacionales integrados en un 70 y hasta 80 por ciento de autopartes importadas "es difícil pero necesario" no traspasar el incremento de costo al valor final de la unidad, y lograr que los primeros aumentos de enero de entre el 15 y el 20 por ciento no busquen alcanzar la nueva paridad cambiaria.

Seguí leyendo en MinutoUno.com.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico