El segundo paro docente concluyó con masiva movilización en Pico Truncado

Centenares de docentes de escuelas públicas de todas las localidades de la zona norte de Santa Cruz protagonizaron ayer una movilización por las calles de Pico Truncado, en la última jornada del segundo paro de actividades lanzado en toda la provincia por el gremio que los nuclea: ADOSAC.

Caleta Olivia (agencia)

La marcha se inicio a media mañana en la Plaza San Martín y en principio se dirigió hasta la sede de la Caja de Servicios Sociales, donde se les entregó un petitorio a sus autoridades, reclamando la normalización de las prestaciones médico–asistenciales y la finalización de la intervención que ya lleva dos décadas.
Esta instancia también adquirió un matiz de nostalgia y sentimientos de indignación ya que ADOSAC responsabiliza a ese organismo de no haber asistido convenientemente a José Bravo, el profesor de educación física que falleciera recientemente como consecuencia de una cruenta enfermedad.
Por tal motivo, a la misma columna de manifestantes se sumaron familiares del docente, como así también afiliados a la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de esa misma localidad, quienes desde hace varias semanas reclaman por la cesantía de varios trabajadores que se desempeñaban como auxiliares de la educación, es decir como porteros o personal de maestranza.

PETITORIO A CONCEJALES
Posteriormente, enarbolando pancartas, el numeroso grupo que también estuvo integrado por el principal dirigente a nivel provincial, Pedro Cormack, se dirigió hasta la sede del Concejo Deliberante, donde fueron recibidos por los cinco ediles del cuerpo. A los mismos se les hizo entrega de otra nota que previamente fue leída por la secretaria general de la filial Pico Truncado, Adriana Astolfo.
Básicamente, se les requirió que intercedan en los reclamos de los educadores en lo que respecta tanto a cuestiones salariales como a infraestructura y obra social.
Luego, en declaraciones a la prensa, Astolfo dijo que existía un profundo malestar contra las autoridades de la Caja de Servicios Sociales porque la misma dilató cobertura financiera para un trasplante de médula ósea que salvaría la vida de José Bravo.
En ese punto indicó que los responsables de la Caja "nos trataron de mentirosos, tanto al gremio como a sus familiares," y nunca tuvo en cuenta que "la enfermedad que padecía no da segundas oportunidades" porque cuando se accedió al requerimiento "ya era tarde".
La desconcentración se hizo en la plaza San Martin, donde previamente expusieron dirigentes del gremio que representan a Caleta Olivia, Pico Truncado, Las Heras, Perito Moreno, Los Antiguos, Jaramillo y Fitz Roy.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico