El Senado aprobó cambios en Ganancias y lo giró a Diputados

La iniciativa fue apoyada por el oficialismo, el peronismo disidente, la centroizquierda y algunos legisladores del Frente para la Victoria, mientras que el sector de ese bloque más cercano a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner votó en contra o se abstuvo.

El Senado de la Nación sancionó por 56 votos a favor, 2 en contra y 12 abstenciones el proyecto de ley que modifica el impuesto a las ganancias elevando el mínimo no imponible a 37.000 pesos brutos para casados con dos hijos y a 27.941 para solteros. La iniciativa ya fue pasada a Diputados donde esta noche buscará tener dictamen para aprobarlo mañana.
El Presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo, sostuvo: "se logró el objetivo de bajar ganancias para los trabajadores y resguardar la seguridad fiscal de las Provincias". "Objetivamente podríamos haber ganado menos tiempo si hubiéramos llamado al diálogo antes, pero a veces las cosas se dan como se tienen que dar. Celebramos que hayamos apostado por el acuerdo", señaló.
Al abrir el debate, el senador Juan Manuel Abal Medina (FpV-PJ) destacó el "consenso" alcanzado entre el oficialismo, la CGT y los gobernadores y admitió que "si bien es cierto que durante doce años de gobierno no tocamos las escalas", sostuvo que todas las fuerzas políticas han "manejado" de "manera incorrecta" las condiciones de este impuesto.
A su turno, el senador nacional Julio Cobos (UCR-Cambiemos), vicepresidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara alta, destacó el acuerdo alcanzado por diferentes sectores para lograr un texto consensuado y se pronunció a favor de "reformular" el sistema tributario "para que sea simple y que todos sepan lo que tienen que pagar"
Desde el Movimiento Popular Neuquino (MPN), el senador Guillermo Pereyra, en tanto, anticipó su respaldo a la iniciativa y destacó la participación de todos los sectores en el acuerdo, aunque se pronunció a favor de que se incluyan a los jueces en el pago del impuesto y dijo que "volvemos al diálogo" con este proyecto.
Tras anticipar su voto en contra del proyecto, el senador nacional Ruperto Godoy (FPV-PJ-San Juan) aseguró que, si bien ese sector apuesta a la "gobernabilidad" del país, dijo no sentirse representado por el acuerdo de la CGT y el gobierno nacional y que se debería "haber respetado la media sanción de Diputados, era eso lo que debíamos votar hoy".
Por su parte, el senador Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur) anticipó su respaldo al proyecto que se debate en la cámara alta, aunque cuestionó la iniciativa y consideró "lamentable" la "claudicación" de los diferentes sectores frente al texto aprobado en Diputados hace dos semanas.

"UNA PUESTA EN ESCENA"

En esa misma línea, la senadora María Ester Labado (Santa Cruz) consideró que el proyecto es "una puesta en escena" del gobierno de Macri que, dijo, "apunta a tratar de que los trabajadores resignen conquistas" y afirmó que "no celebra el diálogo en ese contexto", al advertir que "no es el mejor acuerdo para los trabajadores" aunque aclaró que lo respaldará porque no quiere ser "un impedimento" para que se apruebe la iniciativa.
Desde el FPV-Formosa, el senador nacional José Mayans dijo que "es un paso importante el proyecto porque se llamó a la CGT y a todos los bloques", aunque consideró que "se hizo lo que se pudo". Tras admitir que "nuestro bloque no es fácil", Mayans cuestionó la política económica del gobierno de Macri, al sostener que "tiene que cambiar el rumbo económico".
El tono de color lo puso la santacruceña Virginia García, militante de La Cámpora, quien extrajo su celular, lo acercó al micrófono de su banca y mostró la grabación de un spot de campaña de Cambiemos en el que Mauricio Macri decía que "ningún trabajador pagará Ganancias".
Previamente, García, quien pertenece al grupo de legisladores que cuestionan la autoridad de Miguel Angel Pichetto al frente del bloque del Frente para la Victoria, advirtió que el acuerdo entre el oficialismo y la oposición para cerrar un nuevo proyecto de Ganancias fue "un pliego extorsivo de presión sólo comparable con aquellos cónclaves cardenalicios de fines de la Edad Media".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico