El Senado aprobó la ley del arrepentido

Como la Cámara alta introdujo modificaciones, el proyecto deberá volver a ser debatido por la Cámara baja.

El Senado aprobó este miércoles por la tarde con 57 votos a favor y 4 en contra el proyecto de ley que amplía la figura penal del arrepentido a los casos de corrupción. El texto ya había sido aprobado en junio por la Cámara de Diputados pero fue devuelto por el Senado debido a que le hicieron varias modificaciones al articulado original.

La votación registró además cuatro abstenciones provenientes del sector kirchnerista del bloque PJ-FPV.

La Cámara de Senadores comenzó a sesionar poco después de las 15.30 para tratar un amplio paquete de proyectos de ley entre los que se destacan además de la extensión de la figura del arrepentido, un tratamiento judicial más expeditivo para las situaciones de flagrancia y la rebaja de las comisiones que cobran las tarjetas de crédito y débito a los comercios.

Respecto a la figura de arrepentido, la ley establece que será para casos de corrupción y otros delitos. El objetivo es que el acusado pueda obtener beneficios procesales, aunque nunca la extinción de la pena, si aporta información valiosa para la Justicia acerca de los máximos responsables por la comisión del delito. A dicho beneficio no podrán acogerse funcionarios que son sujetos de juicio político como el presidente, el vice, los ministros del Poder Ejecutivo y los jueces de la Suprema Corte de Justicia.

Además, la iniciativa aclara que la figura jamás se podrá aplicar en los delitos de lesa humanidad.

En el Senado se introdujeron algunos cambios en el texto del proyecto que ya cuenta con media sanción de la Cámara Baja como que el imputado sólo tendrá tiempo de arrepentirse hasta el momento de la elevación de la causa a juicio por lo que la iniciativa deberá volver a ser debatida en Diputados.

Además, la Cámara alta le dio media sanción (63 votos afirmativos y 3 negativos) al proyecto que establece un procedimiento de juicio abreviado para los casos de flagrancia, es decir, aquellos en los que el delincuente es descubierto al momento de cometer el ilícito.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico