El sexto corte de agua incrementa el malestar en contra de la SCPL

Las localidades de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly y Caleta Olivia sufren el sexto corte de agua en lo que va de enero. Esto incrementó la indignación en la población contra la SCPL ya que el último corte se extendió por 42 horas. Señalan que hay barrios donde el agua llega con poca presión y no alcanza para llenar los tanques. En contrapartida, observaron como positiva la implementación de medidores de agua domiciliarios.

La Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) anunció el jueves que el corte programado del miércoles 25 para la zona sur y centro de esta ciudad se extendería seis horas más de lo previsto ya que se había detectado una avería en el viejo acueducto en el Puesto La Mata.
Los usuarios se mostraron preocupados por la extensión del corte siendo las redes sociales el lugar escogido para expresar su indignación. Es que el corte que en principio se estimaba que sería de 24 horas terminó siendo de 42.
A esto hay que sumarle que el gerente de Saneamiento de la SCPL, Adolfo Carrizo, sostuvo el viernes que debido a las bajas reservas se tendría que llevar a cabo una nueva restricción en la región antes de que finalizara el fin de semana, algo que se terminó de confirmar ayer, cuando a las 18, comenzó el sexto corte de agua en la región en lo que va del año.
La noticia volvió a golpear a la población, sobre todo en la zona sur y centro de esta ciudad, en virtud, que no pasaron 24 horas desde la última interrupción y los usuarios ya tuvieron que empezar a pensar en acumular reservas ante la nueva restricción.
"La verdad es que esto de los cortes me tiene medio podrido. No alcanzamos a tener un poco de agua que ya están cortando de nuevo. El tanque no tiene agua porque tarda mucho en llegar con buena presión a esta parte, pero los 'locos' no se preocupan”, sostuvo Marcos González del barrio Quirno Costa.
González es un trabajador de la construcción y explicó que el miércoles 25, cuando llegó a su domicilio, ya no contaba con el suministro de agua potable. “No pude bañarme. Estuve tres días sin bañarme. Para ellos es fácil, cortan y chau. La gente no les importa. Dicen que no hay plata cuando ellos se 'chorearon' todo. La culpa de que estemos como estemos es por la Cooperativa porque no invirtieron nada y se robaron todo”, manifestó el indignado trabajador.
La visión de González se repite en diferentes vecinos de esta ciudad que coinciden en que en la SCPL hubo un “vaciamiento” que determinó que se viva este momento crítico con las reservas en el Puesto La Mata. “¿Y dónde está (Claudio) Jurdana?”, se preguntó otro.
Carlos Sanguinetti es un jubilado que reside en Kilómetro 3, pero tiene parte de su familia distribuida en los barrios San Cayetano y Máximo Abasolo. “Yo hace de cuenta que soy de otra parte (en referencia a Kilómetro 3) y puedo ver que estamos todos iguales. Uno ya no puede abrir la canilla porque bajan las reservas. Esto es una burla. Toman a la gente por tonta y no se les puede reclamar nada porque te contestan mal desde las que te atienden el teléfono (recepcionistas) hasta el que te viene a destapar la cloaca. Hay una falta de sentido de pertenencia muy grande”, sostuvo Sanguinetti.

"AHORA NOS DICEN
QUE PODEMOS HACER"
El gerente de Saneamiento de la SCPL aseguró el viernes que el incremento del consumo de agua potable se debe a que “mucha gente no se fue de vacaciones” y criticó el uso de las piletas hogareñas ya que acumula una gran cantidad del suministro y la población no las cubre para que no tengan que cambiarlas tan seguido.
Laura Valenzuela vive con sus tres hijos en el barrio San Cayetano y es una de las tantas vecinas que posee una pileta hogareña para que sus hijos puedan recrearse en días de altas temperaturas. Laura entiende el mensaje de Carrizo pero no lo comparte y sostiene que las excusas están demás ante la falta de calidad del servicio.
“Yo lo entiendo. Acá hay muchos vecinos que no tapan las piletas y otros que riegan hasta la calle pero no podes decir que las piletas son un gran gasto de agua. Los que generan gastos de agua son los comercios del centro. ¿Por qué el jefe de Saneamiento no va a los hoteles y se fija cómo descongelan los pescados? Ahí no dice nada”, criticó.
"Yo te sigo en esa de que la gente no cuida el agua, pero que nos den obras, no opiniones que las podemos decir mi mamá y yo cuando nos juntamos a tomar mate a la tarde. Ahora nos dicen qué podemos hacer y qué no con el agua. Si esto sigue así vamos a terminar haciendo cola en un baño popular para tomar una ducha”, señaló Valenzuela.

"USEN MEDIDORES"
Los vecinos consultados ayer por este medio también coincidieron en que la prestadora del servicio debe aplicar el uso de medidores de agua para que la comunidad adquiera real conciencia de la importancia que tiene el suministro.
"Es una buena forma para que todos nos demos cuenta qué es lo que estamos derrochando. Estos (la SCPL) no merecen ningún apoyo pero debemos tomar conciencia”, destacó Valenzuela.
"Es lo ideal utilizar medidores pero el tema es quién controla. ¿Se lo vamos a dar a la SCPL o a otra entidad? La cosa así no puede continuar”, consideró Sanguinetti.
Por su parte, González argumentó que la única manera de que se instalen medidores de agua es que la prestadora de servicio asegure una buena cantidad de agua en las reservas del Puesto La Mata.
“Si le vamos a dar vía libre a ese proyecto, espero que mínimo la Cooperativa se digne a hacer algo bien porque ya veo que al mes van a venir facturas con importes impagables como sucedió con la luz”, afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico