El sobreviviente de un tiroteo asegura que un delegado de UOCRA fue quien disparó

Uno de los sobrevivientes del tiroteo que se registró en el acceso sur a Río Gallegos, donde perdió la vida un hombre y otros dos resultaron heridos, afirmó que el delegado de la UOCRA Diego Paz fue quien los acribilló. Cristian Tobares habló en el Hospital Regional donde está internado y pidió ayuda para abonar insumos médicos. También solicitó que le asignen un abogado. Tiene consigna policial.

Caleta Olivia (agencia)

El hombre de 43 años pide a las autoridades judiciales que accedan a su solicitud de la rueda de reconocimiento y dijo que entre las pruebas que comprometen a los sospechosos está el registro de llamadas telefónicas y mensajes de texto.
Hay que recordar que el incidente ocurrió en la madrugada del 26 de octubre en la zona de la cancha "El Cóndor" de Río Gallegos, donde Cristian Tobares fue atacado a balazos cuando se encontraba con Mario Ariza (38), "Muñeco" Montaña (24) y Luis Carrizo (46). Este último murió a los pocos minutos por la gravedad de las heridas.
Tobares aseguró que fueron acribillados por Diego Paz quien arribó en una camioneta junto a Marcelo "Machi" Mercado, pero indicó que fue el delegado de la UOCRA el que disparó dos veces contra el automóvil Volkswagen Gol Trend donde se encontraban las víctimas. Carrizo recibió al menos cinco disparos y Tobares tres, dos de los cuales impactaron en sus piernas.
Relató además que en un primer momento Paz se acercó al vehículo y descargó el cargador de una pistola. El único que no resultó herido fue "Muñeco", que por instintito salió del vehículo. Precisó que luego se retiraron los atacantes, pero minutos después retornaron y desde una distancia de 20 metros -cuando "Montaña" trataba de poner en marcha el automóvil- volvió a disparar. Los proyectiles ingresaron por la parte trasera del rodado.
Junto a Carrizo y Ariza, Tobares había llegado en busca de trabajo hace solo una semana desde Córdoba, donde vive con cuatro hijos y su esposa, cuando -según relató- un chapista del barrio Evita, conocido como "Carlitos" los contactó con un individuo a quien le llaman "Feo" que sería el mismo Mercado y al parecer fueron citados en el sitio donde después ocurrió el tiroteo, porque Paz necesitaría que le realizaran "un trabajo sucio".

"ES UN MENSAJE"

El automóvil en el que se encontraban fue blanco de al menos quince disparos y las víctimas dijeron desconocer los motivos que llevaron a que fueran "acribillados".
En su interior no se hallaron armas ni droga y el barrido electrónico realizado a los heridos descartó que hayan accionado armas.
Tobares, quien no cuenta con dinero ni obra social, espera que se le puedan gestionar los clavos (tienen un costo de 76 mil pesos) para su pierna izquierda en la que tuvo fractura de fémur y la pierna derecha en la que sufrió fisura de tibia y peroné.
Afirmó que lo que le sucedió a ellos "es un mensaje", tal vez para un sector del propio gremio o para el ámbito político. Sin embargo reiteró que él y sus amigos no son afiliados de la UOCRA y aún desconocen los motivos por los cuales fueron atacados.
Ariza, quien recibió dos tiros en el tórax (uno de ellos le perforaron un pulmón) y otros dos en un brazo y una pierna, decidió regresar a Córdoba en las últimas horas, ante el temor de represalias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico