El soldado baleado habría mantenido una relación con la madre de sus agresores

La fiscal del caso expuso los pormenores del incidente registrado el martes a la tarde en el centro de Sarmiento. La víctima caminaba junto a su novia y un amigo cuando recibió un disparo que le rozó los testículos. El soldado voluntario "mantenía una relación sentimental con la madre de los jóvenes" detenidos por el ataque señaló la acusadora pública. Mientras, los imputados declararon que su madre había sido golpeada días atrás.

La audiencia de control de detención y formalización de la investigación por la agresión al soldado voluntario del Regimiento de Infantería Mecanizado 25, Emanuel Ramírez, estuvo presidida por el juez Roberto Casal. Los hermanos Cristian (20) y Matías Alejandro Burgos (22) fueron asesorados por el defensor público Gustavo Oyarzún.
La funcionaria fiscal Marisol Sandoval señaló que el ataque ocurrió el martes a las 16:30 cuando la víctima caminaba junto a su novia y un amigo por la calle España, entre Ameghino e Ingeniero Coronel, en la zona céntrica de Sarmiento.
Relató que Cristian Burgos conducía un Chevrolet Corsa color blanco. Desde el vehículo, su hermano Matías habría disparado con un arma calibre 22 contra el militar. El proyectil alcanzó a Ramírez en uno de sus glúteos con orificio de entrada y salida. La bala le rozó la zona testicular pero no le provocó lesiones que pusieran en riesgo su vida. Otro de los disparos dio en la luneta de una camioneta perteneciente al Instituto Provincial del Agua
Tras ser atacado, Ramírez se dirigió a la comisaría y luego fue trasladado en una ambulancia al Hospital Rural.
Los sospechosos, a bordo del Corsa, fueron interceptados por la policía en la rotonda de las avenidas San Martín e Ingeniero Coronel, frente a la comisaría. Según la acusadora pública, el motivo de la agresión se fundamentaría en que la víctima mantenía una relación sentimental con la madre de los jóvenes.
En ese contexto, Sandoval solicitó que se declare legal la detención de los dos jóvenes y pidió un plazo de cuatro meses de investigación. También explicó que la calificación legal provisoria escogida es la de presuntos autores del delito de tentativa de homicidio.
Además, la fiscal propuso que se establezca una orden de prohibición de contacto personal, telefónico y de cualquier medio de acercamiento entre los sospechosos y la víctima. Requirió además que los imputados se presenten una vez por semana en la comisaría local.

DICEN QUE SON INOCENTES

Los imputados utilizaron su derecho a declarar e indicaron que no entendían el motivo de su detención. Según su versión se dirigían al hospital a buscar a su madre a quien le habían dado el alta médica luego de permanecer internada como consecuencia de haber sufrido una golpiza.
Afirmaron que la policía no encontró ningún arma de fuego en el vehículo requisado. El defensor no formuló objeciones a la pieza de apertura ni al plazo solicitado para la investigación. En cambio, sí se opuso a la medida de presentación semanal en la comisaría al considerar que la Fiscalía no había fundamentado su requerimiento.
En su resolución, Casal dio por formalizada la investigación contra los hermanos Burgos como presuntos autores del delito de tentativa de homicidio. Dispuso la orden de prohibición de contacto y ordenó la libertad de los imputados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico