El sospechoso de asaltar la boutique tenía un pedido de captura en Puerto Madryn

Alfredo Sesto es a quien la Brigada de Investigaciones identificó el viernes como presunto autor del robo ocurrido dos días antes en una boutique del centro comodorense. Aunque le secuestraron la notebook robada, no fue detenido en los allanamientos efectuados ese mediodía porque el juez Mariano Nicosia no había extendido una orden de aprehensión. Sin embargo, sí fue detenido más tarde por efectivos de la Seccional Sexta ya que se comprobó que su captura estaba vigente por una causa ocurrida en Puerto Madryn. Horas después fue liberado.

Alfredo Sesto, de 21 años, permaneció detenido tan sólo unas horas durante la tarde del viernes, ya que la Justicia de Puerto Madryn, desde donde se solicitaba su captura, únicamente pidió que se lo identificara y se confirmara su domicilio.
De ese modo, se encuentra nuevamente libre pese a que la Brigada de Investigaciones lo identificó como el presunto autor del asalto ocurrido en una boutique del centro de Comodoro Rivadavia el miércoles a la tarde.
Incluso en el allanamiento practicado el viernes al mediodía en la vivienda del barrio San Cayetano en la que reside, se secuestró la notebook que había sido robada en la tienda a la vendedora, en la que también se llevaron dinero. Sin embargo, el juez Mariano Nicosia no liberó su detención por esa causa sino que sólo había autorizado el allanamiento.
En el momento de la requisa al domicilio de la calle Raúl Cercós donde está alojado, los investigadores sorprendieron a Sesto con una vestimenta que coincide con la descripta por las víctimas del robo.
Horas más tarde del mismo viernes en que se efectuó el allanamiento, sobre las 17:40, efectivos de la Seccional Sexta liderados por el oficial Mauro Sepúlveda y el cabo Andrés Antinao detuvieron a Sesto al verlo caminando por el barrio San Cayetano.
Es que Sepúlveda verificó el sistema de pedido de capturas y este mantenía una rebeldía por una causa que se tramitaba en la Oficina Judicial de Puerto Madryn.
La policía puso a disposición del juez Daniel Yangüela al detenido, pero finalmente desde la Oficina Judicial de Puerto Madryn se determinó su liberación, previamente a constatar su domicilio.
Así se lo dejó en libertad ya que a la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia tampoco le interesaba la detención, pese a su presunta participación en el robo a la boutique.
Ya en 2014 Sesto había sido procesado por la Justicia del norte de Santa Cruz como sospechoso de una serie de robos armados en casas de familia junto a un cómplice. Incluso a fines de enero último fue detenido junto a otro joven en la zona norte de Comodoro Rivadavia. Se sospecha que intentó asaltar a una pareja de ancianos cuando fue detenido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico