El SOUCCh se movilizó al municipio y criticó la fuerte presencia policial

Luego de que ayer obreros vinculados al Sindicato de Obreros Unidos de la Construcción de Chubut se manifestaran frente al municipio -acompañados por mujeres que intentaron entregar un petitorio al intendente Carlos Linares-, Daniel Ojeda, secretario general del gremio, manifestó su preocupación por la cantidad de agentes policiales que llegaron hasta el edificio comunal. "Fue una falta de respeto, se está hablando de mujeres con hijos, no entiendo lo que quisieron hacer".

Trabajadores del SOUCCh (Sindicato de Obreros Unidos de la Construcción de Chubut) que desde hace dos semanas se manifiestan frente al acceso al puerto de la ciudad en reclamo al inicio de obra de la ampliación de la estación marítima, se movilizaron ayer al mediodía hasta el municipio acompañados por mujeres.
La medida se extendió hasta cerca de las 14, cuando tras una larga espera fueron recibidos por Leonardo Rocha, secretario de Relaciones Comunitaria, quien les aseguró que el próximo sábado las mujeres serían recibidas por el intendente Carlos Linares.
La concentración provocó incertidumbre en el exterior del edificio municipal, principalmente por la llegada de una importante cantidad de agentes policiales, incluido personal del Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP), e integrantes de la Secretaría de Seguridad, quienes se apostaron en el ingreso de la calle Moreno.
A esto se sumó que a esa hora los trabajadores ya denunciaban que habían sido "prepoteados" por personal municipal. Así lo señaló Aníbal Cifuentes. El obrero explicó que cuando llegaron al municipio el personal de la Secretaría de Seguridad "sacó a las mujeres a los empujones. Estaban esperando que las atiendan y vinieron los de seguridad y las insultaron. Le dijeron que se dejen de romper las pelotas y que se vayan a la mierda para afuera. También maltrataron a una mujer mayor", señaló, sindicando a Antonio Zúñiga, secretario municipal de Seguridad, como quien sacó a las mujeres del edificio comunal.

"UNA FALTA DE RESPETO"
Una vez que terminó la movilización, Daniel Ojeda, secretario general del gremio, se refirió a la situación. "Fue una falta de respeto, más que nada a las mujeres de los compañeros", señaló.
"Estamos hace ocho días, se convocan las mujeres, el intendente no nos atiende, es la cuarta vez que fuimos, y nunca hubo tanta fuerza policial como la que había ahora. Se está hablando de mujeres con hijos, no entiendo lo que quisieron hacer", cuestionó, señalando que desde el municipio y Provincia "politizaron el reclamo".
Ojeda se mostró preocupado, pero confirmó que más allá de esta situación continuarán en la ruta. "Así tengamos que estar un mes acá vamos a estar. Pero no voy a caer en el juego de ellos, me quieren armar una causa federal. Lo que hicieron fue asustar a la familia. Muchos se fueron porque andaban con críos, está muy mal lo que hicieron", señaló.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico