El subcomisario imputado de encubrir a un delincuente ahora es jefe de comisaría

Waldemar Ferreira, el subcomisario procesado por incumplimiento de los deberes de funcionario público y privación ilegítima de la libertad -tras el escándalo que se desató en agosto del año pasado por la presunta protección que le habría brindado a Mario Chini, un delincuente del barrio 30 de Octubre-, está actualmente en funciones y fue designado jefe de la comisaría de Alto Río Senguer. El viernes Asuntos Internos de la Policía le tomaría indagatoria por la investigación que lleva a cabo la fuerza en torno al presunto encubrimiento.

El subcomisario Waldemar Ferreira, procesado el lunes por incumplimiento de los deberes de funcionario público en concurso real con privación ilegítima de la libertad de Mario Rolando Chini (23), es el flamante jefe de la comisaría Alto Río Senguer pese a la situación judicial que atraviesa.
De este modo, atrás quedó la disponibilidad de Ferreira que había sido comunicada en agosto del año pasado por el propio procurador general Jorge Miquelarena cuando felicitaba a los dos funcionarios de fiscalía, Cristian Olazábal y María Malta, por haber descubierto el presunto delito en el que incurría el entonces segundo jefe de la Seccional Quinta de Policía.
La jefatura que lidera el comisario Leonardo Bustos designó a Ferreira como jefe de la Comisaría de Alto Río Senguer, una decisión que repudian hasta sus propios pares, ya que no la consideran correcta si se considera que todavía tiene una situación pendiente con la Justicia.
El fiscal Héctor Iturrioz pidió el lunes en la Oficina Judicial la formalización de la causa, a la que hizo lugar la juez Gladys Olavarría.
Según comentaron fuentes policiales, la División Asuntos Internos de la Policía llegará el viernes a la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia para trabajar en algunos casos entre los que se incluye tomarle declaración a Ferreira por la investigación –ya avanzada en la justicia penal- que lleva puertas adentro la misma fuerza policial en la causa Chini.

INVESTIGACION
En la esfera judicial, Iturrioz investiga a Ferreira por los hechos ocurridos el 3 y el 8 de agosto del año pasado, luego de que Mario Chini fuera denunciado por golpear a tres mujeres a las que les robó todas sus pertenencias en el departamento "A" del edificio 78 del barrio 30 de Octubre para luego usurparlo.
El individuo permaneció prófugo cinco días y fue imputado por el juez Miguel Caviglia por los delitos de robo agravado con el uso de arma de fuego, lesiones y amenazas. En esa audiencia judicial recibió arresto domiciliario y a las cuatro horas llamó a una de las víctimas para amenazarla nuevamente. Cuando la policía fue a verificar si se encontraba en el domicilio del barrio Pietrobelli donde tenía que cumplir la medida de prisión domiciliaria, ya no estaba y se libró su inmediata captura.
Las denuncias de las víctimas, los dichos del propio Chini y la investigación fiscal centran las sospechas contra el subcomisario que no dio intervención en tiempo y forma sobre la denuncia de robo al Ministerio Público Fiscal.
Esta presunción tomó mayor asidero tras la detención de Chini. Según sus propios dichos durante la audiencia de control, frente a un juez de garantías, fiscales y abogado defensor, se refirió a su relación con Ferreira y dijo que el mismo iba a hacer "un simulacro de detención para calmar a esta gente" (las mujeres denunciantes) y que por ello fue trasladado a la comisaría.
Los dichos de Chini constan en el registro grabado de la audiencia. Según éste, "Ferreira le ordenó al personal a su cargo que a Chini no lo molestaran y que inmediatamente recupere la libertad".

VIDEOS
La gravedad de la situación llevó a la Fiscalía a actuar de oficio y hasta allanar la comisaría del barrio Isidro Quiroga.
A todo esto, el jefe de la dependencia Marcos Morales puso a disposición de los fiscales el registro de las cámaras de seguridad de la comisaría y así se observó cuando Ferreira trasladó a Chini en la noche del robo hasta la dependencia utilizando una puerta trasera, pero no en calidad de detenido. Luego, Chini regresó a su casa en remis.
Esa sería una de las evidencias que obran en poder de la Fiscalía, quien después de un año y tres meses logró formalizar la investigación en su contra.
"Resulta de fundamental importancia para el Ministerio Público Fiscal exigir de manera irrestricta a la fuerza policial que cumpla en todos los casos con la inmediata noticia que prevé el artículo 266 del Código Procesal Penal, posibilitando así la dirección y supervisión de la investigación correspondiente", sostuvo aquella vez el procurador Miquelarena.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico