El Superior confirmó la condena por el crimen de Muñoz Villagra

La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia de Chubut confirmó la sentencia condenatoria que le fue impuesta a Misael Henríquez, quien el 6 de mayo del año pasado recibió la pena de 15 años como autor del homicidio de Carlos Muñoz Villagra, ocurrido el 28 de junio de 2014.

La condena de 15 años que le fuera impuesta el 6 de mayo del año pasado a Misael Henríquez, como autor del delito de homicidio agravado en perjuicio de Carlos Muñoz Villagra, acaba de ser confirmada por los ministros de la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia del Chubut. A esa instancia llegó en virtud del monto de la sanción y en calidad de lo que se denomina "consulta".
Es sabido que por ese examen deben pasar todas las sentencias condenatorias cuyas penas superan los 10 años y ese fue uno de los casos.
El 12 de agosto del año pasado, en tanto, la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia ya había confirmado el fallo en segunda instancia y luego de ello, durante la revisión de oficio que se realiza cada seis meses, los jueces Américo Juárez y Alejandro Soñis rechazaron cualquier tipo de morigeración y resolvieron que se mantuviera la prisión preventiva hasta tanto la pena quede firme, algo que acaba de ocurrir.

EL CRIMEN
Se debe recordar que el hecho, según el relato de la Fiscalía, ocurrió el 28 de junio de 2014, aproximadamente a las 22:30, en circunstancias en que Carlos Javier Muñoz Villagra se encontraba caminando junto a dos amigos por calle Federicci al 1.700.
Al lugar –siempre en base al relato Fiscal– arribaron Henríquez y Gallardo, ambos portando armas de fuego. Henríquez, sabiendo lo que hacía y con claras intenciones de darle muerte, efectuó varios disparos con un arma de fuego contra la humanidad de Muñoz Villagra.
Por su parte Gallardo, ante la indicación de Henríquez de que le disparara a los restantes, disparó contra los dos amigos de la víctima que lograron huir del lugar, a uno de los cuales le provocó una lesión leve de arma de fuego en el muslo derecho.
Con su accionar, Gallardo ahuyentó del lugar a los dos testigos presenciales y amigos de la víctima, a los fines de evitar que ambos ayudaran a ésta, posibilitando de esta manera que Muñoz Villagra, quien no podía correr, quedara solo en el lugar a expensas de Henríquez que le seguía disparando.
En el juicio, Gallardo resultó absuelto y Henríquez fue condenado a 15 años de prisión. El tribunal absolvió a Rodrigo Gallardo por orfandad probatoria, beneficiándolo con la duda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico