El Superior Tribunal confirmó la condena contra "Pepo" Currulef

La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia del Chubut rechazó el recurso extraordinario que fuera presentado por la defensa de Adrián "Pepo" Currulef, por lo tanto la condena se volvió a confirmar y sólo quedaría recurrir a la Corte de Justicia de la Nación. Se trata del condenado por el homicidio de Marcelo García, conocido como "el descuartizador de Las Torres".

Los ministros de las Sala Penal emitieron el jueves el fallo respecto al recurso extraordinario que fuera presentado por los abogados Daniel Fuentes y Francisco Romero, en relación al condenado Adrián Currulef.
Hay que recordar que el 3 de diciembre del año pasado la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia mejoró el fallo condenatorio a favor de Currulef, el delegado petrolero que en primera instancia fue condenado a la pena de 10 años y 8 meses de prisión como autor del homicidio de Marcelo García. Con un notable cambio de criterio, los jueces retiraron el agravante del uso de arma de fuego y readecuaron la calificación a homicidio simple. Además, sin ordenar una nueva cesura, se redujo la pena a 8 años.

SEGUNDA INSTANCIA
La audiencia de la segunda instancia fue la de la impugnación y se realizó a fines de noviembre ante el tribunal de la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia, el cual fue integrado por Daniel Pintos, Martín Montenovo y Guillermo Müller. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal general Adrián Cabral, mientras que el condenado fue asistido por su defensor de confianza, Alejandro Fuentes.
En ese marco, el representante legal del condenado pidió que se anule la sentencia condenatoria de primera instancia y que "mande a realizarse un nuevo juicio con basamento en la doctrina de la arbitrariedad". En segundo término requirió la absolución de su defendido ya que su conducta puede encuadrarse bajo el delito de "homicidio simple cometido en legítima defensa". Subsidiariamente se revoque la sentencia y se subsuma la conducta de Currulef en el marco de "homicidio simple cometido con exceso en la legítima defensa", adecuando la pena en el mínimo establecido para el delito.
El fiscal Adrián Cabral, por su parte, solicitó que se confirme en todos sus términos la condena de 10 años y 8 meses impuesta a Adrián Currulef en primera instancia, por habérselo declarado responsable del delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" en perjuicio de Marcelo García.
Tras la deliberación, durante los primeros días de diciembre los jueces, en un fallo dividido, dieron a conocer el resultado. Allí confirmaron parcialmente la sentencia condenatoria y readecuaron la calificación de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" a "homicidio simple". Además, modificaron la pena y la fijaron en 8 años de prisión de efectivo cumplimiento.

RECURSO
EXTRAORDINARIO
En una defensa conjunta de Daniel Fuentes y Francisco Romero, presentaron ante la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia el recurso extraordinario, en procura de modificar el fallo condenatorio, pero tras analizar el contenido del escrito los ministros del alto cuerpo resolvieron el rechazo con la correspondiente imposición de costas. En consecuencia, por tercera vez se confirmó el fallo contra Currulef, quien recientemente fue trasladado a la Unidad Penitenciaria 15 con asiento en Río Gallegos.
A todo esto, se debe recordar que el homicidio de Marcelo García se produjo el día 27 de julio de 2014, aproximadamente las 6. Adrián Currulef había estado en un boliche de La Loma y a esa hora se había acercado hasta la camioneta Toyota Hilux blanca a la que tenía acceso por su condición de dirigente sindical del rubro petrolero. La unidad estaba en Alvear entre avenida Rivadavia y Ameghino.
Marcelo García -según surgió de la investigación Fiscal-, se le acercó, presumiblemente portando un arma de fuego en sus manos, y allí se produjo una discusión y un forcejeo entre ambos, tras lo cual Currulef efectuó al menos tres disparos de arma de fuego contra la humanidad de Marcelo García, ingresando dos de ellos por la espalda de la víctima, quien falleció mientras era trasladada al Hospital Regional a bordo de otra camioneta.
Tras los disparos, para la Fiscalía Adrián Currulef se dio a la fuga a pie dejando abandonada en el lugar la camioneta Toyota. En su interior también se encontró su celular y las pericias científicas detectaron sus huellas en la palanca de cambio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico