El traficante que se fugó de la alcaidía y fue recapturado ahora recusó a los jueces

A pedido de la defensa pública que asiste al ciudadano chileno Leandro Fabián Zapata Vargas, un tribunal compuesto por jueces de Río Gallegos y Tierra del Fuego hizo lugar a la recusación de los miembros del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, quienes no podrán participar del juicio al que debe ser sometido por una causa de contrabando internacional de estupefacientes entre las fronteras de Argentina y Chile.

El año pasado ya fue condenado por la misma causa su compatriota Daniel Soto Osorio, quien recibió una pena de cuatro años y medio de prisión.
Los jueces de Río Gallegos, Jorge Eduardo Chávez y Alejandro Ruggero, junto a su par de Tierra del Fuego, Luis Alberto Giménez, tuvieron a su cargo el tratamiento de la recusación que interpuso la Defensa Pública que asiste al procesado Leandro Fabián Zapata Vargas, quien fuera detenido en noviembre de 2013 por personal del Escuadrón 38 de Gendarmería Nacional cuando intentaba pasar un contrabando de marihuana hacia Chile.
Zapata Vargas se encontraba junto a Daniel Alejandro Soto Osorio cuando fueron sorprendidos mientras intentaba atravesar la cordillera caminando y cargaban mochilas con 6,3 kilos de droga.
Los dos fueron procesados y mientras Zapata Vargas se encontraba alojado en la alcaidía de Comodoro Rivadavia, el 6 de mayo de 2014, logró burlar los controles de ese centro de detención y junto a otro reo, Marcos Luis Gallardo, se fugó. En tanto que en setiembre del año pasado la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia anotició a la Justicia Federal que Zapata Vargas se encontraba detenido en la ciudad chilena de Coyhaique, solicitándose posteriormente su extradición.
A todo esto, Osorio fue sometido al correspondiente juicio oral y público en el que tuvo debida participación el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia con su composición original: Nora Cabrera de Monella, Enrique Jorge Guanzirolli y Pedro José de Diego, quien tras tomar contacto con la prueba de cargo y descargo, resolvió condenarlo a la pena de 4 años y 6 meses de prisión. Luego de cumplir parte de la pena en la Unidad Penitencia Federal de Esquel, Soto Osorio pidió su extrañamiento –expulsión– a su país de origen.
Por otro lado, ya con la extradición de Zapata Vargas materializada, la defensa recusó a los jueces por temor a parcialidad.
Además, se reclamó el desglose del acta de debate y de la sentencia definitiva a los fines de evitar un prejuzgamiento en los jueces que se designen. El caso fue analizado por el tribunal de alzada y tras la deliberación se resolvió hacer lugar al pedido de la defensa, por lo que ahora se deberá designar un nuevo tribunal para llevar a cabo el debate contra Zapata Vargas.

DETENIDOS EN LA FRONTERA

Zapata Vargas y Soto Osorio fueron detenidos el 21 de noviembre de 2013 por personal del Escuadrón 38 de Gendarmería Nacional. Los gendarmes había sido anoticiados por los puesteros de una estancia limítrofe sobre la presencia de personas extrañas en el campo que caminaban hacia Chile con grandes bultos.
El dato fue corroborado tras un patrullaje por la estancia "El Triángulo". Allí fueron observados dos individuos a los que se les dio la voz de alto, aunque al oírla estos se echaron a correr a campo traviesa. El intento fue inútil porque fueron reducidos a la brevedad.
En la requisa se comprobó que un bulto azul transportaban siete paquetes que contenían marihuana en un total de 6,3 kilos, por lo cual quedaron detenidos y tras la indagatoria realizada por la juez Eva Parcio, fueron procesados como coautores responsables del delito de contrabando de sustancias estupefacientes, agravado por la cantidad de la que surge que estaba destinada a ser comercializada dentro o fuera del territorio nacional (artículo 864 inciso "a" agravado, artículo 866 in fine, ambos del Código Aduanero), en grado de tentativa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico